BlogCulturaCuriosidadesportada

A la Madre…

La mamá dota a su hijo de lo necesario para enfrentarse al día a día. Desde pequeños entendemos que la protección, la seguridad, el consuelo y el crecimiento, brinda mamá. ¿Qué mamá da por perdido el tiempo que dedica al chamaco?

Hay algo que distingue a las Madres. Tienen el tino perfecto para interrumpir con elementos como licuadora, aspiradora, freidora, entre otros, los momentos más importantes de los espacios noticiosos. Se especializan en los deportivos. Veamos.

En la televisión están a punto de dar a conocer las encuestas de salida de la elección. El conductor, con cara de que “todas las puede” y voz que anuncia algo verdaderamente sorprendente, dice: “Estoy en condiciones de llevarle los resultados que marcan la tendencia de la elección. Con el 51%…” Es ahí donde la mamá enciende la licuadora.

Tienen además el tino de terminar de hacer la deliciosa salsa verde durante los minutos exactos del anuncio. Lo único que vuelves a escuchar es: “en una hora, le tendremos más información de esta histórica elección”. ¡Me lleva!

Pero más allá de estos detalles. Las mamás tienen esa paciencia que necesitamos en nuestra más tierna infancia. Saben cómo curarte de un raspón, cómo quitarte las espinas de las espalda producto de tus primeras “cáscaras” en el parque de la colonia.

Tienen ojo clínico para las damas. Desde el primer momento, con un gesto prácticamente imperceptible -al menos para José Feliciano- te expresa con transparencia si le agrada o no la “lagartona” que busca tus “huesitos”. Y nunca se equivocan.

Engrandece el símbolo de la amistad. Tus amigos, crecen y se convierten en “tus amigotes. Te aplaude cuando tocas la guitarra por primera vez y te calla de un sartenazo cuando inicias con la batería.

Establecen que no hay hijo que sea más veloz que una poderosísima chancla. Sea como sea y contraviniendo cualquier ley, la chancla tiene dos opciones: o te alcanza y golpea a su objetivo, o te rebasa por mucho y confirma que es más rápida que tú.

En fin, el día de las madres es un pretexto para reconocerles lo que hacen. Para que hagamos un alto en el camino y valoremos lo que representan. Para abrazarlas todos los días y los que no puedan, que las recuerden con cariño. Un abrazo a todas.

Foto:CW Ye

Manuel Frausto Urízar

Publicación anterior

Espacio de Argentina 050510: Lectura de cuarzos

Publicación SIguiente

007 INAOE : El principio del Fin

Manolo

Manolo

Dicen que soy una perfecta “mula”. Comunicólogo. Disfruto los generosos momentos que nos brinda el futbol, la música y el sarcasmo. Odio odiar. Me gustan los caminos cortos. Me aburren los laberintos. Fundamental, la lealtad. Indispensable, el agradecimiento. Decidido a combatir y el crimen y la injusticia día y noche, sólo descansando para tener amoríos con mujeres hermosas.

Sin comentarios

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>