Termina el Mundial y su abundante publicidad. No hay mucho que guardar de la participación mexicana y desde hace dos semanas se terminó el mensaje de “Iniciativa México”. Terminaron las campañas y con eso también desaparecieron los spots.

En Puebla todavía la “jeta” de varios de los aspirantes. No es posible. Cada elección terminamos siendo el basurero de la “pandilla” de interesados por mejorar nuestra vida, nuestro estado y nuestro municipio.

¿Alguien habrá calculado que entre más fotos fingidas, con sonrisas más falsas que las promesas del “Vasco”, crecía la posibilidad de ganar la votación? El tema es que cada año es lo mismo. En fin.

Ahora viene otra difícil prueba de esto que suelen llamar democracia. Se conoce como la “transición”. Unos prometen que no habrá “año de Hidalgo”. Aquello de que “muy mal hará el que deje algo” (lo que pasa es que soy muy elegante para decirlo como ellos). Los que vienen esperarán encontrar la “casa en orden”.

¿Será que la encontrarán en orden o con paredes huecas? No lo sé. Pero me queda claro que en cada mudanza que nos obliga la siempre bienvenida “alternancia”, suelen dejarle algunos “arañones” al inmueble.

Pido encarecidamente que no haya pretextos de “es que nos dejaron hecho un desastre”. Sea como sea, sabían a lo que le tiraban. Tampoco se verá bien que los otros salgan con el costal, bajo la penumbra y con el antifaz. Tengan “jefa” todos.

Será muy divertido ver a todos aquellos que desgranaron una ovación de pie tras el debate y que de manera instantánea modificaron sus percepciones, tras el resultado del domingo 4 de julio.

Tal vez me entretenga en eso, una vez que se acabó el Mundial y que la elección arrojó ganador “inesperado”.

P.D. Felicidades a todos aquellos que disfrutan del triunfo de España, especialmente a los que ya no están aquí.

Foto:Kako!

Manuel Frausto Urízar

Compartir
Artículo anteriorFutbol, Mambo y Tango 070710: Final mundialista
Artículo siguiente018 Alfredo Naime : Un hombre serio
Dicen que soy una perfecta “mula”. Comunicólogo. Disfruto los generosos momentos que nos brinda el futbol, la música y el sarcasmo. Odio odiar. Me gustan los caminos cortos. Me aburren los laberintos. Fundamental, la lealtad. Indispensable, el agradecimiento. Decidido a combatir y el crimen y la injusticia día y noche, sólo descansando para tener amoríos con mujeres hermosas.

3 Comentarios

  1. ya lo decia yo de una manera mucho mas burda cuando hablaba de politica, lo malo es que uno como ciudadano no puede hacer mucho y luego lo que se puede hacer no lo llevan a cabo por miedo o simple pereza…

    como ves ya pude entrar y ya puedo molestar en comentarios como mi cara, les debo los acentos, pues no se los encuentro a este teclado. saludos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here