BlogCiudadCotidianidadInseguridadportada

Deseos

Quiero pensar que hoy no hay problemas. Que la señora que sale del banco no sufrirá un asalto que termine con su vida. Que se puede vivir seguro en casa. Que se puede ir a trabajar y regresar sin problema, sin sobresaltos.

Quiero pensar que la autoridad actúa con toda transparencia. Que nadie está por encima de la ley. Que los que encabezan los gobiernos, buscan el bienestar de la sociedad. Que los que están encargados de nuestra seguridad como ciudadanos, estén seguros, de que estamos seguros.

Que despertemos. Que nunca nos deje de lastimar la crueldad. Que no nos acostumbremos. Que no nos convirtamos en espectadores.

Quiero soñar con un día en que cada uno de nosotros, nos levantemos pensando en los demás. Que tomemos conciencia de que nos somos islas. Que sepamos que necesitamos y que nos necesitan.

Que no haya malas intenciones, sino malos momentos. Que tengamos la certeza de que es bueno ser bueno. Que la maldad no triunfe en este cuento. Que no sintamos que estamos a merced de quien se le antoje hacernos daño.

Que partamos del principio de que a la gente buena, le va bien. Que si hoy gano una sonrisa, gano más que un rostro contento. Que si logro hacer feliz a una persona, sea el instante más largo de su vida.

Que en todos lados haya “abrazos, de esos que arropan”. Que todos sintamos algún día que somos lo más importante para alguien y que logremos que los demás, también lo sientan.

Que no se quede todo en quejas e inseguridad. Que se escuchen todas las voces. Que sumemos corazones. Que encontremos la paz. Que encontremos la tranquilidad.

No más, no menos.

Foto: Luis F Franco

Manuel Frausto Urízar

 

Publicación anterior

Palabras Mayores 070411: No + Sangre

Publicación SIguiente

No más sangre

Manolo

Manolo

Dicen que soy una perfecta “mula”. Comunicólogo. Disfruto los generosos momentos que nos brinda el futbol, la música y el sarcasmo. Odio odiar. Me gustan los caminos cortos. Me aburren los laberintos. Fundamental, la lealtad. Indispensable, el agradecimiento. Decidido a combatir y el crimen y la injusticia día y noche, sólo descansando para tener amoríos con mujeres hermosas.

Un Comentario

  1. Elsa
    11 de abril, 2011 at 19:55 pm — Responder

    Es cierto, ya perdimos el sentido de “nosotros” como sociedad, el día a día es el sobrevivir al “yo y los míos”, nuestra capacidad de asombro a lo bueno o bonito ya se perdió o más bien creo lo eliminamos ya de nuestras vidas porque ahora nuestra prioridad es el estar seguros y tranquilos.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>