Foto: María Bernal
Foto: María Bernal

[dropcap]Y[/dropcap] es que estoy totalmente convencida  de que no hay de otra, para hablar de amor  verdadero primero tienes que ser millonario y no! no empiecen a juzgarme por ser interesada, les informo, soy más cursi que materialista y se darán cuenta si terminan de leer.

Cuando hablo de casarme no me refiero al típico matrimonio apegado a alguna religión o firmar un papelito frente a un juez, tampoco de hacer enormes fiestas para que te lleven regalos que al final no te van a gustar, sino más bien de acordar y fomentar una relación basada en el compromiso con tu alma gemela. Cuuuuursi

Una vez teniendo claro esta primera parte, cuando hablo de un hombre millonario no estoy idealizando al macho alfa que pasa sus tardes limpiando sus lingotes de oro, ni al dueño de empresas multimillonarias, que podría ser, pero no es el caso.[quote align=’right’]Un hombre que no me necesite, por que al final yo tampoco lo necesitaré a el.[/quote]

Quiero a un hombre lleno de riquezas como ser humano, emocional como espiritualmente hablando con ambición de crecer cada día como persona y con ganas de compartir lo aprendido, no nada más conmigo, si no con el resto de las personas que lo rodean. Por que para mi un hombre con estas características me habla de alguien que se ha dado el tiempo necesario para pensar en si mismo, de invertir y equivocarse miles de veces antes. Un hombre que por sus experiencias, buenas y malas, sabe para dónde va y con qué tipo de persona quiere compartir su vida, que de antemano ya es feliz.

Un hombre que no me necesite, por que al final yo tampoco lo necesitaré a el.

¿Que por qué lo he decidido así?

Por que puedo y por que me alcanza. Por que para poder estar con una gran persona primero tienes que ser.

Compartir
Artículo anterior050814 | Psicología: Diálogo interno
Artículo siguienteCurando mi vida con café
Solía ser la más joven del equipo pero crecí, solían decirme "flaca" pero... ... ahora pueden decirme Vero. Tengo un gusto especial por disfrutar de cada momento de la vida cotidiana. Soy fan de los atardeceres en terraza con una bebida espirituosa enfrente. Hago de la fotografía mi pasatiempo. En reconstrucción constante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here