Estamos enfrentándonos a una generación que de niños que no tienen límites, mucho tiene que ver con que también ahora los adultos tienen mucho menos tiempo de calidad con sus hijos y cuando lo tienen no quieren poner límites a sus hijos por que sienten que es una forma de distanciarlos de ellos.

Poner límites se tiene que traducir a que les estás dando amor, ya que los límites les dan muchas cosas a los niños; por ejemplo: seguridad, autoestima, independencia etc.

Los límites los siguen y los ponen los adultos, por ejemplo: quizá en la casa de los padres no es permitido comer dulces antes de la comida pero en casa del abuelo sí entonces el niño entiende que los límites son distintos y no pasa nada. El niño comienza a decidir.

Hay diferentes tipos de límites y diferentes tipos de niños, hay niños con los que se puede poner límites flexibles y otros con los que no se puede ser flexibles.

Para saber más del tema pueden ver el video y obtener los datos de Maire Noelle.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here