ColumnaDeportes

Se vienen los cambios en el Puebla

Estas últimas jornadas le han servido a Enrique Meza para saber con qué jugadores puede contar para la próxima temporada y con quiénes no.

Si bien es cierto que los resultados bajo su tutela han sido buenos y se acumulan dos victorias, dos empates y una derrota para ocho puntos de quince disputados, también ha quedado claro que el accionar de varios jugadores no es el óptimo.

Obviamente que los jugadores de la era Chargoy han quedado fuera en definitiva; le platico que Álvaro Navarro fue liquidado y ya partió de regreso a Sudamérica, quedando pendientes aún los casos de Federico González y Pablo Míguez quienes aún no definen su situación y permanecen en la Angelópolis; otro que ya no fue considerado fue Gabriel Esparza a quien tratarán de colocar en el futbol mexicano o de plano regresarlo a Argentina una vez que termine el torneo.
A estos jugadores se sumarán varios más, después de la última jornada, ya la lista está definida y solo falta que lleguen los tiempos.
Los refuerzos serán específicos y vendrán a fortalecer zonas del campo que se encuentran débiles desde la perspectiva del cuerpo técnico.
Se tendrá que lidiar también con la disciplina, pues durante la semana se dio un incidente entre varios jugadores una vez terminado el entrenamiento, donde estuvieron involucrados Fabián Villaseñor, Hugo Rodríguez y Paco Torres, donde lo menos que se dijeron fueron ‘muertos’, debido a una jugada que Torres le hizo a Rodríguez y algunos se molestaron por la forma en que se dio la jugada; al final no pasó a mayores y todo quedó en dimes y diretes, situación que tiene molesto al cuerpo técnico y directiva debido a que consideran que ese tipo de situaciones no se deben de dar en un vestidor que presume de buen ambiente.
Lo dicho: los cambios se vienen y ya no tienen vuelta de hoja.
Después del buen empate en el Azteca frente al América donde Moi Muñoz volvió a cometer otro error grosero que puso en predicamentos al equipo de Meza, la franja, dando un buen juego, sacó la casta y logró obtener un resultado que da tranquilidad.
Por lo pronto, el día 17 de noviembre se cerrará temporada en Puebla con el clásico de ‘La Cemita’ frente a los Lobos BUAP en el Cuauhtémoc con la posibilidad e la franja para lograr 19 puntos y hacer más decoroso el torneo.
Lo bueno es que a pesar del irregular torneo, la distancia con el colero Veracruz se amplía y se tendrá un buen colchón para iniciar el próximo torneo.
Hablando del Veracruz, me comentaban que este equipo fue ofrecido al empresario y ex dueño de la franja, Ricardo Henaine, con el objetivo de tratar de salvarlo del descenso, situación que se ve muy complicada no solo para Henaine sino para cualquiera que quiera entrarle al equipo escualo.

Decio de María se va

Ante la salida de Emilio Azcárraga de la Presidencia de Televisa, le puedo adelantar que el próximo torneo será el último en el que Decio de María esté al frente de la Femexfut.
Se vendrán cambios de fondo y veremos quién queda al frente de un organismo en el que las pujas y los intereses están por encima de cualquier valor deportivo.

Lobos BUAP logra el objetivo

Después de la victoria que obtuvieron los universitarios el sábado pasado en CU frente al superlíder Monterrey, le permitió a la escuadra de Rafa Puente lograr el primer objetivo trazado al inicio del torneo, que era el de sumar al menos 20 puntos en esta primera incursión en el máximo circuito.
Quedan tres puntos a disputar frente al Puebla donde los licántropos intentarán dar la sorpresa y sumar lo más que se pueda en este torneo.
En los Lobos, a diferencia del Puebla, aún no se toma la decisión de quiénes permanecerán y quiénes no, pues aún se tendrá qué hacer una valoración terminando el torneo para definir las cosas.
Lo que sí se sabe, es que se tiene que traer a dos defensas centrales, un mediocampista por izquierda y a dos delanteros para redondear el plantel que se jugará la permanencia en el máximo circuito.
Por lo pronto y debido a la fecha FIFA, la escuadra reportará hasta el próximo miércoles para preparar el cierre de torneo frente a la franja del Puebla e inmediatamente después, iniciar los preparativos para el próximo certamen.
Sea como sea y a pesar de todos los imponderables surgidos durante la campaña, el equipo licántropo sacó la casta y logró sumar lo suficiente para mantenerse en la linea de la salvación lo cual fue, es y será el objetivo primario en este primer torneo en primera división.
Nosotros como siempre veremos y diremos.
Hasta la próxima.
Publicación anterior

Brinda Dinorah López de Gali atención integral a las familias de Tetela de Ocampo

Publicación SIguiente

Entrega Tony Gali apoyos al campo en San Martín Texmelucan

Al Aire

Al Aire

Revista informativa que combina información y buen humor. Con la participación de colaboradores de primera línea y la interacción con el respetable.

Sin comentarios

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *