Hoy tratamos el tema del trastorno compulsivo, aquellas personas que tienen una conducta repetitiva y obsesiva con resultados destructivos. Ante estas conductas muchas personas optan por cambiar el acto compulsivo por una acción menos dañina para nuestro cuerpo o mente.
Muchas veces las conductas compulsivas son heredadas por acciones del pasado. Momentos que marcaron nuestra vida en algún momento repercuten más adelante de nuestra existencia.
Incluso los celos son un ejemplo de pensamiento compulsivo y es muy importante ponerle un alto a este comportamiento ya que si se deja crecer puede derivar en acciones hirientes y hasta peligrosas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here