A partir de una lista publicada en la IMDb sobre películas esperadas del 2019, intento aquí una suerte de azaroso collage con comentarios al respecto. Notarán que son variopintos (me encanta la palabra y pocas ocasiones hay de utilizarla), con lo que esta columna podría sentirse relativamente desordenada. Confío en que no sea mucho…

Va a llegarnos, aunque hasta el fin de año, Star Wars: episodio IX, de J.J. Abrams, como un epílogo “monumental” (así la presentan) de la saga Skywalker. Cuenten con la presencia en ella de Carrie Fisher y Mark Hamill; ella, claro, en material de archivo. Por igual tendremos Toy Story 4, de Josh Cooley, con un nuevo juguete y personaje: Forky. En cuanto a El Rey León, de Jon Favreau, será una reinterpretación del clásico noventero de los Estudios Disney, esta vez con animación de otro orden, generada desde los modernos recursos de la computadora. En paralelo, vienen también otras dos versiones de clásicos de Disney (ambas…¡de acción viva!), que son Aladdin, de Guy Ritchie, y Dumbo, de Tim Burton. Alladin, actuada entre otros por Will Smith (el Genio), Naomi Scott (Jazmín) y Mena Massoud (Aladdin); Dumbo por su parte, por gente de tanto peso como Eva Green, Colin Farrell, Michael Keaton, Danny DeVito y Alan Arkin. Este primer bloque queda pues constituido por cinco películas familiares.

¿Alguna película con Robert De Niro para este 2019? Sí; Joker, de Todd Phillips, si bien el personaje epónimo –un psicópata asesino– es interpretado en la cinta por Joaquín Phoenix. ¿Estamos hablando de “ese” Joker? Sí; justo el que están pensando. ¿Y películas con Tom Hanks? Por supuesto; dos al menos: Greyhound, de Aaron Schneider, ubicada en la 2ª Guerra Mundial y basada en El buen pastor, de C.S. Forester; y A beautiful day in the neighborhood, de Marielle Heller, en torno a aspectos de la vida de Fred Rogers, bien-amada personalidad de la TV estadounidense de la 2ª mitad del siglo XX. Y preparémonos para dos films que podrían ser verdaderos taquillazos, tras de sus orígenes en Broadway como teatro musical: Cats, de Tom Hooper, cuyo reparto es muy atractivo con Taylor Swift, Idris Elba, Ian McKellen, Judi Dench, Rebel Wilson y James Corden, entre otros; y Wicked, de Stephen Daldry, que se ofrece como una reinterpretación de al menos tres personajes de la atesorada El mago de Oz de 1939: la Malvada Bruja del Oeste, Glinda la Bruja Buena y el propio Mago de Oz.

Y habrá Tarantino en 2019, vía Érase una vez en Hollywood, ubicada en Los Ángeles a fines de los 60s, con Leonardo DiCaprio, Margot Robbie, Brad Pitt, Al Pacino y Dakota Fanning en el reparto. Sobra decir que es relativa al mundo del espectáculo, en medio de personajes reales (v.g. Robbie interpreta a la tristemente célebre Sharon Tate). Por su parte, Cristal, de M. Night Shyamalan, versa sobre un guardia de seguridad con habilidades sobrenaturales (un rasgo favorito del director), que busca atrapar a un tipo con 24 distintas personalidades. Bruce Willis y James McAvoy son los intérpretes. Cristal cierra una suerte de trilogía para Shyamalan, pues McAvoy repite su personaje de Múltiple (2016), mientras que Willis repite al suyo de El protegido (2000). Ad Astra, de James Gray, es un drama de misterio sobre un astronauta (Brad Pitt) que viaja por el sistema solar en busca de su padre (Tommy Lee Jones), lo que también lo enfrenta a una amenaza para la subsistencia del planeta. En cuanto a Boss level, thriller de ciencia-ficción de Joe Carnahan, tiene un punto de partida muy sugerente: un oficial retirado de las Fuerzas especiales queda atrapado en el día de su muerte, repitiéndolo una y otra vez. Es Mel Gibson quien encarna al tipo. Y concluyo este recuento con Space Jam 2, de Terence Nance, la secuela (por fin) de aquella original vista en 1996. Si antes fueron el baloncesto, monitos y Michael Jordan, ahora es LeBron James el principal player invitado. Feliz 2019, ojalá de muy buen cine.    

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here