Hace ocho días mencioné, aquí mismo, que Beautiful boy y Corazón borrado eran películas centradas en jóvenes inmersos en crisis (severas), que encuentran sólido apoyo en sus familias, o al menos en uno de sus miembros. Dije también que era inminente el estreno de una tercera de temática idéntica. Llegó; se trata de Regresa a mí (Ben is back), de Peter Hedges, padre de Lucas Hedges, el coprotagonista. El otro gran personaje, el de la madre del chico, está encarnado por Julia Roberts, muy competente como siempre. La sinopsis del argumento es la siguiente: Ben (Hedges), un joven drogadicto en lucha por rehabilitarse, aparece en la casa familiar a sólo unas horas de la Nochebuena. Tras la duda, justificada, de si recibirlo o no, se le acepta sólo por 24 horas, dado que su estricta terapia y lo serio de su caso exigen que Ben esté internado. Como sea, Holly (Roberts), madre del muchacho, se lo deja muy claro a su hijo: no se le va a separar un segundo, ni a quitarle los ojos de encima, a lo largo de todas y cada una de esas 24 horas. Pero no todo fluye según lo planeado; se presentan circunstancias inesperadas (originadas en el pasado de Ben) que marcan dramáticamente ese tiempo entre los dos.

Regresa a mí quizá no es una película totalmente redonda, pero sí, desde luego, es conmovedora. Principalmente por Julia Roberts, que entrega a plenitud el personaje de esa madre vulnerable y aterrada ante a la frágil situación de su hijo (en riesgo por todos lados), pero al mismo tiempo fieramente decidida a defenderlo y protegerlo. Es así que ella se apropia de la historia, aún por encima del personaje del chico, sin que esto signifique que él se diluya o pierda peso. También debo decir que, en algún momento (y no sé qué tanto es lo apropiado), la película, de ser un drama de familia, pasa a ser un thriller. Se entiende por qué, pero se percibe que dicho giro pudo matizarse, suavizarse de alguna forma, para que el núcleo original no pasara a segundo término, o al olvido incluso; el núcleo, claro, del hijo adicto y la relación “al límite” con su familia, que lo adora pero también le teme por la severa inestabilidad de su condición. Así pues, Regresa a mí es una cinta que bien vale la pena; en especial por sus actuaciones y por su mirada al profundo impacto que sobre el devenir de familia –sobre su esencia natural– tiene el que un miembro del clan sea adicto. Y como dije arriba, se suma a Beautiful boy y a Corazón borrado (¡las tres exhiben al mismo tiempo!), conformando una suerte de trilogía no pretendida que, por cierto, deja ver que el apoyo familiar, aunque rotundo, no siempre llega o está bien alineado con la identidad exacta de cada problema. Para eso no se estudia, como bien sabemos.

Y pude ver ya Las niñas bien, de Alejandra Márquez Abella, con guion de la directora inspirado en el texto de Guadalupe Loaeza. No es una película que transite por la comedia, ni que sucumba a la tentación del melodrama. Es en cambio una cinta que –al no hacer de ellos ni caricatura, ni parodia, ni centro de abuso sentimental– se empeña en observar a sus personajes, en adivinarlos, en desdoblarlos, para verdaderamente entender el origen y los rumbos de sus motivaciones. En especial observa a Sofía (Ilse Salas), justo una “niña bien”; bien casada –claro– con el heredero y dueño vigente de una empresa dedicada a los negocios internacionales. Conscientemente, Sofía vive “como princesa”, exactamente igual que sus amigas de ese jet-set en el que el perfil es prácticamente idéntico: dinero para gastar, tarjetas para firmar, el club de tenis y masajes, galas a las que asistir y cumpleaños que celebrar, con la necesidad ocasional —ces’t la vie— de alternar con alguna “nueva rica” advenediza. Pero corre 1982, estertores del lopezportillismo; y sin que lo acepte ese México de privilegios (aunque lo sospeche), las cosas están por cambiar para muchos. Ya sin espacio para valorar Las niñas bien, dejo eso para la siguiente entrega. Pero adelanto la conclusión: notable la película, notable la directora y notable Salas, la actriz protagonista. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here