Pepe Hanan

Poco a poco los dirigidos por Juan Reynoso empiezan a sacar la cabeza y a obtener buenos resultados mediante orden, disciplina y concentración.

Las últimas dos victorias frente al campeón Tigres y el subcampeón León, dan confianza para seguir en plan ascendente.

Se dice fácil pero no lo fue, y creo que es oportuno reconocer el esfuerzo de los muchachos, quienes, cuando menos se esperaba, sacaron la casta y demostraron que se tiene equipo para competir y dejar de ser el hazmerreír de la liga.

Muy importante ha sido el aporte técnico brindado por Joaquín Velázquez al equipo de trabajo de Juan Reynoso quien parece que de a poco se acomoda con los jugadores para jalar la carreta de manera conjunta e intentar, al menos, quedar en una mejor posición al término del torneo.

Pensar en una clasificación a liguilla se ve complicado a pesar de que las posibilidades matemáticas aún están vivas, pues prácticamente se tendrían que ganar cinco partidos de los siete restantes, lo cual honestamente se ve difícil, pero lo importante será intentarlo e ir partido a partido.

Se va a visitar a Toluca, América, Veracruz y Monarcas y en casa se recibirá a Atlas, Pumas, y Necaxa.

Cómo podrá usted ver, el calendario no está cómodo, pero veremos de qué tamaño es la capacidad de los camoteros para salir avante de estos compromisos pues para aspirar a meterse entre los ocho mejores se tendría que ganar los tres partidos en casa y de la misma manera derrotar a dos de los cuatro equipos a los que estará visitando.

Independientemente de lograr o no la clasificación, lo importante será sentar las bases para armar al equipo con vistas al próximo torneo donde, si como se espera, el Veracruz descenderá, la lucha por la permanencia estará centrada con las Chivas de Guadalajara y ya sabemos cómo se las gasta la FMF que hará todo lo posible por evitar el descenso de este mítico equipo del futbol mexicano, por lo que desde ahora les aviso que la franja correrá un grandísimo riesgo para mantenerse en el máximo circuito.

Incluso algunos jugadores de la franja como Tabó y Cavallini ya recurrieron a un entrenador y rehabilitador externo a quien apodan ‘Pitus’ y que incluso realiza trabajos de psicología en el afán de que el rendimiento de estos jugadores vaya a la alza, lo cual me parece estupendo si en realidad les va a ayudar a seguir aportando buen futbol en favor del cuadro camotero.

Se viene la copa el día primero contra Morelia en el Cuauhtémoc para que el próximo domingo los poblanos se metan al Estadio Nemesio Diez donde enfrentarán al resucitado Toluca de Ricardo Lavolpe y donde veremos si realmente nos podemos ilusionar con esta escuadra y pensar en algo más que salvarnos del descenso.

Nosotros como siempre seguiremos en línea.

Hasta la próxima.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here