Publicación anterior

Futbol, Mambo y Tango 031110 Recta final

Publicación SIguiente

027 Alfredo Naime : Lo negro del "Negro"

Pipis Planell

Pipis Planell

Pensante, soñante, sintiente, algo ermitaña, espontanea, sincera y abierta con quien desee acercarse a ella. Mi lema “Ver, sentir y observar” gusto de invitar a la gente a entrar a su interior y descubrir las riquezas y alegrias que la vida misma le presenta. Leer más

5 Comments

  1. Diego Juárez
    7 de noviembre, 2010 at 1:01 am — Responder

    Mi querida Pipis, aquí estoy viéndote y escuchándote.

    Ahora que cumplí 50 años de existencia hice un alto y ví mi vida hacia atrás y me hice muchas preguntas. Y a pesar de que he tenido una vida bella y riquísima en contenido humano descubrí que mis padres no tuvieron la visión de respetar mis talentos … de hecho ni siquiera los consideraron.

    Soy profesor y he disfrutado mucho esa faceta pero no tuve elección. Mi elección vital era la medicina y la música.

    No tuve la oportunidad de elegir una carrera universitaria que sin duda hubiera sido la medicina. Y por una imagen negativa de los músicos me prohibieron la música que es mi otra verdadera pasión.

    Me acerqué a esas dos caras de mi vida a través de mi servicio como paramédico en la Cruz Roja y hasta ahora he grabado cinco discos, pero mi perspectiva personal de estas dos áreas era mucho más profunda.

    Y la palabra clave es “no respetaron mi esencia”. Y ni siquiera vislumbraron mi potencialidad.

    Ahora que tengo un niño a mi cuidado procuro respetar su esencia, descubrir sus talentos y alimentarlos sin presiones.

    Mi vida no está concluída y no me siento fracasado así que deseo dedicar la segunda mitad de mi vida a una de las pasiones que sí puedo recuperar y es la música.

    Iris y yo como padres debemos respetar la esencia de nuestro pequeño y fortalecer sus alas para que vuele libremente y se realice en la vida y sea feliz…

    Gracias por tu videoblog y por permitirme compartir mis experiencias … un beso … Diego.

    • 9 de noviembre, 2010 at 23:30 pm — Responder

      Hola mi Diego, gracias por compartir tus experiencias, sabes me da mucho gusto oir como eres capaz de platicar de tu propia historia y ver como esa historia sirve de aprendizaje para que no repitas lo del pasado y en el presente seas capaz de reivindicar “la esencia”, no repitiéndolo en tu hijo.

      Te felicito mucho Diego pues cantidad de personas tienden a repetir lo que no les gusto que hicieron con ellos en sus hijos. Además de que tengo el gusto de conocerte y se que aunque no estudiaste medicina o te fuiste de músico, te has dado la oportunidad de estar cerca de tu esencia y talentos, no en balde tienes discos creados por ti y enriquecidos por tus experiencias personales como el de “musas”.

      Diego nunca es tarde te invito a seguir mostrando tu esencia pues vale mucho la pena tener la oportunidad de conocerte y que te des a conocer a los demás, te envío un gran abrazo

  2. Marco
    23 de noviembre, 2010 at 20:03 pm — Responder

    Pipis, al principio no entendía del todo hacia donde iba el tema, pero poco a poco se me clarificó, creo, que lo que llamas escencia es ese “deber ser” para el cual fuí creado. Al menos en mi experiencia la vida pareciera siempre abrir nuevas oportunidades para descubrir con nuevo estupor nuevas capacidades,talentos que poner al servicio de los demás, basta abrirse honestamente a ellas y cultivar una recta consciencia que nos ilumine para entender cuando si y cuando no desarrollar estas potencialidades. Que opinas?

    • 25 de noviembre, 2010 at 21:54 pm — Responder

      Msrco la esencia se da como el pez en el agua, se da como el agua de fluye, no hay que forzarla, se da natural, es como un proceso intrínseco e intuitivo, solo hay que concentrarse y escuchar el alma. De hecho se observa en el juego del niño y solo hay que dejarlo fluir y respetarlo inmensamente.

      A veces el “deber ser”, el cual es más racional y de adultos, lo confunde. La esencia nace del interior, son los dones que Dios nos da y que en la parábola de los talentos hay que sacar a flote y no ocultarlos sobre la tierra.

      No se si me di a entender pero la mejor forma de observar la esencia es en los niños, lo cual se muestra de manera espontanea y sutil. Si hablamos de que es la esencia siempre hay que desarrollarla y potencializarla pues es parte de la realización y felicidad del ser humano. Marco te envio un gran abrazo y seguimos en contacto

  3. Marco
    12 de diciembre, 2010 at 18:51 pm — Responder

    Hola Pipis!

    super claro y ahora sí te entendí. Mil gracias!

    Marco

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>