[dropcap]U[/dropcap]no quiere hablar de cosas buenas, ver las noticias positivas, ser optimista. Pero a veces no encuentra nada inspirador.

Cierto que el Chicharito anotó el gol con que el Real Madrid derrotó a mi amado Atleti, pero ese es un mérito que debe enorgullecerlo a él y a sus seres queridos porque a los mexicanos no les afecta en nada lo que le pase a los merengues ni mejoran las cosas en nuestra Patria; bueno, tal vez sí, un poco, da gusto en este desierto de buenas noticias.

Pero yo busco cosas que me animen y no las encuentro. Leo, por ejemplo, que Calderón y Fox con su señora, coinciden en un avión procedente de Miami, viajando desde luego en primera clase -que para eso los mantenemos los mexicanos- y luego me entero que llegaron con bien.

Leo que Videgaray anuncia recortes para los próximos años y me entra un desasosiego incontrolable, sobre todo cuando me acuerdo de que según él la economía mexicana esta bien; si lo que hoy padecemos los ciudadanos de a pie Videgaray lo considera bueno imagínese como será un futuro que ve no tan bueno.

Veo que el líder de ´izquierda´ nos dice que su partido es diferente pero aparece en todos los mítines que puede, dando instrucciones, y me entra la preocupación porque ese proceder me parece que implica poca confianza en los candidatos propuestos y poco respeto por la inteligencia del pueblo para decidir su elección; además, los modos de hacer política no son los de la izquierda moderna – releamos a Adolfo Sánchez Vázquez– sino de lideres de centro y hasta egocéntricos.

En fin, que nada me anima, usted disculpe.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here