CulturaDeportesInseguridad

Editorial | La estúpida violencia

Si queremos tener una liga de futbol, una sociedad y un país mejor, tenemos que empezar a tomar mejores decisiones. Aunque parezca que los hechos no tienen relación entre sí, tal vez tampoco sean tan lejanos, porque el común denominador es la violencia.

Tenemos una torneo de futbol donde no hay equipos “grandes”, que tengan objetivos importantes. Se “tienen que decidir por un torneo”, dicen. O la Copa, o la Liga, o la Libertadores. Nunca tienen siquiera la intención de competir a ver qué pasa. Mientras, en España vemos a Barcelona como campeón de Liga y a nada de jugar la final de Copa y la final de la Champions. Ese es un equipo grande. Pero eso nunca lo vamos a imitar en nuestro balompié casero.

Lo que preocupa es que normalmente se adoptan cosas que en nada ayudan. Desde hace años aparecieron “barras” importadas de argentina para “animar” los partidos. En poco tiempo ya se cantaba en los estadios cual si fuera un coro sudamericano. Levantaban la manita al aire, mientras entonaban sus gritos de guerra. Ya hemos visto lo que ha sucedido en poco tiempo; desde que haya peleas en las tribunas, golpizas brutales a policías, enfrentamientos callejeros, hasta la invasión de cancha en el Jalisco ayer por la noche.

Ese tipo de cosas sí se imitan y se reproducen. Un fulano salta al terreno de juego en Torreón y otro lo hace en Pachuca y uno más lo hace en el Jalisco.

A la fecha no entiendo cómo disfrutaban el futbol en los 80 si las “porras” no eran “barras”, si no se comunicaban con señales como maras, si no se quitaban las playeras para estar gritando encuerados todo el partido, si iban en familia a disfrutar un partido y no iban a delinquir aprovechando la bola y el anonimato.

No es privativo de clase social, aquí en Puebla hemos vistos juniors lanzar cerveza a los equipos visitantes y a falta de líquido, pues avientan cemitas.

¿Qué estamos haciendo como sociedad para que los niños no tomen como habitual la violencia en su entorno? ¿En qué nos estamos equivocando si infantes juegan al secuestro y matan a otro? ¿Será que aún estamos a tiempo de cambiar algo? Si queremos que el resultado sea distinto, si queremos tener una mejor liga, una mejor sociedad y un mejor país tenemos que empezar a tomar mejores decisiones.

Publicación anterior

Limpia y masaje, la sanación tradicional | Los Metiches

Publicación SIguiente

Violencia, el común denominador en México | #AlAireNoticias

Manolo

Manolo

Dicen que soy una perfecta “mula”. Comunicólogo. Disfruto los generosos momentos que nos brinda el futbol, la música y el sarcasmo. Odio odiar. Me gustan los caminos cortos. Me aburren los laberintos. Fundamental, la lealtad. Indispensable, el agradecimiento. Decidido a combatir y el crimen y la injusticia día y noche, sólo descansando para tener amoríos con mujeres hermosas.

Sin comentarios

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *