Las “mataditas” y la migrante valiente

0
211

  Cada año el cine depara sorpresas, en la forma de películas aparentemente pequeñas o rutinarias, de las que muy poco se espera y que, en cambio, se demuestran agudas, deleitosas, superiores, tomándote completamente desprevenido. En mucho ese es el caso de La noche de las nerds (Booksmart), el auspicioso debut como directora de Olivia Wilde, aquella guapa doctora a la que apodaban “Thirteen” en la teleserie Dr. House. Su película tiene que ver con un par de mejores amigas que –mientras sus compañeros lo gastan en fiestas– invierten todo su tiempo en estudiar, con la idea de asegurarse el acceso a las mejores universidades del país. Pero justo un día antes de graduarse, descubren que todos esos “fiesteros” irresponsables, de hecho también consiguieron entrar a Yale, Harvard y otras universidades Ivy League. Conclusión, Amy y Molly –las dos “mataditas”– perdieron su tiempo de high school entre los libros, cuando bien pudieron disfrutar de fiestas épicas que, de todas formas, las habrían llevado al mismo resultado. Así las cosas, toman una decisión de esas que cambian historias: usarán las 24 horas siguientes en conseguir la diversión que no tuvieron en los últimos cuatro años.

El resorte anterior da lugar a una película inesperada, sumamente disfrutable. Kaitlyn Dever y Beanie Feldstein, las intérpretes, están fantásticas en los roles de las chicas, con un desempeño pasmosamente seguro, de timing impecable. Son ellas las que lideran cuanto se ve en pantalla, para una cinta reconocible (pero sin el fardo de clichés), frecuentemente vertiginosa, siempre ocurrente y aguda, que concreta, sin exagerar, como una de las mejores y más divertidas comedias sobre adolescentes de los últimos 10-15 años. La directora Wilde aborda con naturalidad y desenfado el crisol de rasgos y temas del perfil de los colegiales contemporáneos, sin asomo de moralina o juicio algunos. En cambio, los capitaliza en favor del universo de su película, evitando cualquier abuso o exceso que pudiera llevarla a la caricatura. Es así como consigue un par de personajes memorables (marginales por decisión propia) que ni son frágiles ni son víctimas del grupo hegemónico de compañeros “rivales”. Al contrario, asumen las riendas cuando les resulta indispensable, y lo hacen para dejar huella. La noche de las nerds, insisto, es una sorpresa gratísima, que presume varios momentos realmente especiales, y demuestra que las teen comedies no necesariamente tienen que ser superficiales, ni prescindibles, ni de fórmula. Y un apunte final, que no es culpa de la película: el subtitulaje está rebasado por la rapidez y punzante “jerga” estudiantil de los diálogos. Un asunto técnico que, de cierta forma y sin quererlo, pone de relieve un mérito adicional de la película. Créanme que vale la pena.

Y por igual vale la pena acercarse a Limonada, coproducción entre Rumania y Canadá dirigida por Ioana Uricaru. Cinta del 2018, ostenta diversos reconocimientos, entre los que destacan el del Festival de Sarajevo a mejor dirección y el del Festival Nuevos Directores/Nuevos Films a mejor película. Ubicada en alguna ciudad estadounidense (fotografiada en los colores y matices pálidos de la desesperanza), tiene que ver con Mara (Malina Malovici), inmigrante rumana urgida de obtener la green card pues se agota la vigencia de su visa provisional. Recién se ha casado con un norteamericano, lo que hace sospechar a las autoridades migratorias que fue sólo por interés. En medio de este y otros dilemas, Mara encuentra incomprensión por todas partes, además de abusos indignantes; así de frágil, así de dependiente, así de injusta su situación, en la que también está inmerso el hijo pequeño de su primer matrimonio. Limonada es más valiosa en términos socio-políticos que estéticos. Abona al tema y drama de los migrantes como seres maltratados, lacerados por definición, pintando de cuerpo entero tanto a sistemas indiferentes (o incapaces), como a malos e inescrupulosos “servidores” públicos. A beberse esta denuncia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here