Juventud, divino tesoro

994
4

Existen sectores que resultan ampliamente atractivos en época electoral. Cada proceso viene el interés por “nuestros viejitos”, “nuestros jóvenes” y “nuestras madres solteras”. Son causas que, evidentemente, nadie va a pronunciarse en contra.

Hoy quiero centrarme en el segundo grupo: el de los jóvenes. Frases como “son el futuro” o “no son el futuro, sino el presente”, las hemos escuchado más veces que la palabra crisis en México.

Cada elección se presenta a “muchachos” entusiastas que ven en el candidato que apoyan a un “ángel” que ha venido a indicarnos el camino para ser felices. Finalmente, pocos son los beneficiados, normalmente los que dicen “sí señor”, “le boleo los zapatos señor” o “soy un trapo, píseme señor”. El resto queda en el olvido. Y los afortunados obtienen los beneficios de pasarela y excesos, que en nada ayudan a la mayoría.

La fuerza y el impulso de la juventud han sido muy importantes en la historia del mundo. Pero no se puede “jugar” con sus necesidades o aspiraciones.

¿Alguien se habrá detenido a escuchar a grupos de jóvenes con propuestas? ¿Únicamente le dan voz al que dice es usted lo máximo señor candidato? ¿Le habrán preguntado a la mayoría qué opina de sus candidaturas?

Son muchas preguntas.

El problema aumenta cuando se vuelven la “voz” de las mayorías. Cualquiera podría decir, y con justa razón, que no se diga “los jóvenes de Puebla están con usted”, porque no son todos. ¿Qué necesidad de generalizar?

Viene un camino que no será fácil para los políticos que quieren acercarse a la juventud. Porque se le toma poco en cuenta, pero cuando hay necesidad de lograr su apoyo, se le busca con más ganas que un baño en comida de candidato.

En fin, todo lo anterior no se remite únicamente a los jóvenes, sucede también con los pobres, tercera edad, madres solteras y otros más. Pero, estimado lector, partamos del principio que cuando el “diablo” anda en campaña, ofrece hasta misa de doce.

Por cierto, sería bueno que ya dejaran de decirle “niños” a los mayores de 30 años de edad que andan en la vida política.

Foto: hebedesign

Manuel Frausto Urízar

Artículo anterior¿Alianzas en Puebla?
Artículo siguienteDía especial
Dicen que soy una perfecta “mula”. Comunicólogo. Disfruto los generosos momentos que nos brinda el futbol, la música y el sarcasmo. Odio odiar. Me gustan los caminos cortos. Me aburren los laberintos. Fundamental, la lealtad. Indispensable, el agradecimiento. Decidido a combatir y el crimen y la injusticia día y noche, sólo descansando para tener amoríos con mujeres hermosas.

4 COMENTARIOS

  1. Mi estimadísmo Manuel:

    Pues es verdad y más…¿Porqué l@s polític@s le bajan el volumen cuando les gritamos que ¡YA ESTAMOS HARTOS Y HASTA LA CORONILLA DE SUS MENTIRAS DE CAMPAÑA!?

    Si no lo han notado pues se lo tendremos que escribir en Braille en el papel higiénico, o bien pararnos en un alto de crucero y vestirnos de mimos para decírselos con el lenguaje de los sordomudos.

    Apenas es febrero y parece que nos vamos a chutar otros seis meses de spots del IFE en todos los medios. Y a tí que te gusta el sarcasmo dime por favor ¿de verdad nuestro voto logra algún cambio?…jajaja… salimos a votar y nos zambutieron los aumentos al IVA, al ISR, a los medios de comunicación masiva, etc, etc…

    Y agárrense porque ahora los ángeles mochos del PAN se asociaron a los demonios del PRD para vencer al PRI…jajaja…México surrealista…jajaja…

    Y los jóvenes seguirán sin poder entrar a las universidades para estudiar una carrera profesional. Los que lograron entrar a la Uni cuando terminen sus estudios no encontrarán trabajo…y me imagino una fábrica embotelladora en la que al final de la línea de producción con botellas vacías o llenas el final será el mismo…un espacio vacío donde terminarán hechas pedazos.

    Pero lo más terrible de este circo es que «El Pueblo» seguirá irremediablemente votando por los mismos de siempre…de los que dice Beatríz Paredes que es el partido con más candidatos «aptos para gobernar»…esto sencillamente no tiene final feliz…

    En fin sigamos tratando de hacer nuestras vidas fructíferas y bellas a pesar del circo asqueroso y surrealista de nuestr@s polític@s…Diego.

    • Diego, gracias por tu comentario. Está claro que aún faltan muchas cosas por hacer y esperemos que los encargados lo hagan escuchando a los ciudadanos que sólo tienen el interés de que mejore el día a día.
      Saludos!

  2. mi estimado Manolo tienes razon de que solo toman en cuenta a las personas que tiene mas edad pero ya basta tiene que espresarse y desir sus opiniones que los escuchen hay juventu divino tesoro que te fuiste cuando ve vere regresar pero ya que los politicos piden el voto de los kovenes que los dejen espresarse ya que desde este mes y hasta el mes de las elecciones tendremos que escucharlos pues que mescuchen a la juventu siiii

DEJAR UN COMENTARIO

¡Por favor escribe tu comentario!
Por favor escribe tu nombre aquí