“Me hace más caso un caballo”

8359
13

¿Alguna vez han tenido a bien hablar con alguien que no les entiende o que no les escucha? Decía mi abuela: “me hace más caso un caballo”. Sin embargo puede ser un ejercicio muy divertido. Aquí van algunas historias que verdaderamente causaron sendas carcajadas en su rei Pelé.

Hace algunos años hubo una competencia de hockey, que se realizó en Puebla. A la competencia llegaron de Canadá y Estados Unidos. Evidentemente los güeros sólo sabían decir “amigou” y “tequila”. Entonces apareció el ingenio de el camarógrafo que nos acompañaba a cubrir la nota. Preguntó puntualmente: “oye may, ¿hablan español?”. “no”, respondieron los presentes. Entonces comenzó una cascada de vituperios contra los gorilas, quienes sin entender, sonreían amistosamente al distinguido mago de la lente. Ellos no entendían nada de lo que les decía el “amigou”, quien orgulloso y sonriente decía: “mira, los ofendo y no entienden, se ríen”.

Recientemente, en una de esas tardes de trabajo que se disfrutan –lo digo en serio- teníamos que establecer comunicación con nuestro compañero colombiano. Él, como acostumbra, trabajaba en Lap y sus audífonos puestos. Si requeríamos algo del muchacho, había que levantarse, recorrer los pasillos, caminar dos estudios y cuatro oficinas para que hiciera caso. Entonces, recurrimos al llamado de la selva: “Cadaviiiiid”. Fuimos ignorados. “Cadaviiiiiiiiiiiid”. Hizo oídos sordos. Vinieron los tonos elevados “…che Cadavid ojete” etc. Fue así que levantó la mirada y entendió que tenía que regresar al planeta tierra.

Una vez resuelto el entuerto y al paso de las horas, era menester establecer contacto con el compañero sudamericano. Antes de cualquier sobresalto, el orgullo de Chiltepec espetó: ¿“ ya le puedo decir Cadavid, o se le va a quedar “…che Cadavid ojete”? La respuesta vino desde la silla de Cadavid, quien con palabras concretas dijo: “eso sí lo escuché”. ¡Oh sorpresa! Ya no traía los audífonos y escuchó completitos los adjetivos que emergieron desde nuestra molestia al solicitar su comparecencia en primera instancia.

En fin. Es divertido sin duda. Sólo hay que tener cuidado porque si la escultural rubia con cara de ucraniana te entiende lo que le digas, seguro te volteará el “tragamaiz pal cielo”.

Foto: marcp_dmoz

Manuel Frausto Urízar

13 COMENTARIOS

  1. ¡Hola Manuel!!!…

    jajaja…eso de los idiomas es un cuetote…jajaja…

    En uno de mis viajes de México a Puerto Rico el avión hizo escala en Miami y tuve que cambiar de avión y de sala de abordaje.
    En el «trenecito» de cambio de sala iba yo solito y en una estación se subieron dos chicas brasileiras…jajaja…ellas no sabían que yo hablo el portugués brasileiro como segunda lengua…jajaja…

    Pues con toda la confianza de que el desconocido (yo) no iba a entender ni una palabra de lo que decían comenzaron a contar sus aventuras amorosas sexuales de la noche anterior…jajaja…¡qué barbaras!!!…jajaja…cuando me tocó bajar del trenecito les dije en portugués: «O brigado pela conversa…!…jajaja…gritaron como locas y se querían morir…jajaja…

    Así que si no estás bien seguro de que un extranjero te entienda acude al dicho catalán de que «en boca cerrada no entran moscas»…jajaja…

    Te sigo leyendo…Diego.

    • Interesante anécdota Diego, yo me hubiera seguido un rato más escuchando, jeje. ASí es, no sólo por pensar que no entienden, significa que así sea. Hay que tener cuidado.
      Saludos y felicidades a Santy!!!!

  2. el caso de que tenga unos audífonos cuasi pegados a mis orejas es por el gusto que tengo a la música, y para alejarme de los sonidos que se producen en los dos estudios y las 200 cámaras al lado de nosotros. también cabe recalcar el hecho del imprudente, de decir lo que no debería cuando todo el mundo se queda callado.

    y si hay que tener cuidado, luego puede uno escuchar solo lo que quiere o le conviene buajajaja!

  3. eso es muy cierto yo soy poblana a mucha onra, vivo a 5 minutos pasando chipilode puebla-Atlixco, mi ultimo año de secundaria lo estudie en el colegio Union de chipilo el cual asiste una gran parte de habitantes del mismo lugar y como ya sabemos ellos usan un lenguaje diferente que es el beneto(derivando el italiano y español) como yo estaba de interna en el colegio pensaban que todo lo que ellos hacian pensaban que yo seria la chismosa que informaria a las monjas de todas las travesuras que tenian pensado hacer.

    Lo que ellos no sabian es que una de las alumnas de segundo de secundaria me dio un curso de beneto y poco a poco les hiba entendiendo mejor y cada vez que se ponian a decir pestes de las monjas me veian y me preguntaban si entendi y yo les decia que no, obviamente de todo lo que chismorreaban ahi de mi boca no salia nada con nadie.

    En una ocacion planeaban hacerme una broma sacandome del salon y cuando llegue a la planta de abajo escupirme, pero en cuanto baje pase por la subdirectora que fue a quien terminaron escupiendo mientras yo me quedaba debajo de las escaleras, cuando terminaron de hacer su trabesura subi y les dije que si planeaban hacerme algo mas hiba a comentar todas sus travesuras no solo a la directora de la secundaria si no a la hermana directora de todo el colegio y ella si los hiba a expulsar, fue entonces cuando comprendiero que yo entendia absolutamente todo lo que hablaban y en lugar de agarrame de su distraccion tendrian que cuidarse de mi muajajajajajajaja.

    Es genero una satisfaccion de mi parte por que desde ese entonces recivia todo cuanto regalo se podrian imaginar y mejores tratos ya que algunos chipileños se creen superiores a los demas, cuando todas las personas valemos lo mismo

    • Mayte, fue una gran ventaja saber de qué se trataba. Ese otro lado, también es muy divertido. Gracias por tu comentario y por compartirnos tu experiencia. Supongo que era muy entretenido ir a esa escuela.
      Saludos!

    • pobrecita, si realmente hubieras estudiado allí sabrías que en la secundaria no hay subdirectora, los alumnos chipileños no tienen la corriente costumbre de escupir a los demás aunado al hecho de que no es necesario saber véneto para entenderles,en el colegio no hay alumnas internas y no tienen tantas faltas ortográficas como tu….. escrito

      Disculpa pero eres una ignorante del luigar, pobrecita!!!!!!!!!!!!

  4. ¡PROTESTO! y sigo protestando firme y estoico hasta que los eufemismos utilizados en este post sean sustituidos por las palabras y/o frases reales, tal como se dijeron ese día.
    ¡El público tiene derecho a saber la verdad!

    Jum!

    • ¿Qué necesidad tienen los amables lectores de saber las expresiones de «carretonero» que utilizaste ese día YouL? Eso no cambia el sentido del post. Así que con todo y tu «Jum!», gracias por tu comentario e interés. Saludos!

    • Lorena, gracias por lo que nos dices. Sandy es parte del equipo. Ella nos apoya detrás de cámaras. Espero seguir leyendo tus comentarios y que nos acompañes en todo lo que hacemos. Saludos!

  5. Hola Manolo:

    Al final, yo creo que nunca hay que olvidar el poder de las palabras, porque cuando resulta que sí te entienden, o que alguien te está escuchando cuando creias que no, puedes herir a las personas.
    Así que, cuidado!!!!!

    jajajaja

    Por cierto, te mando un abrazo y es genial saber que cada día los sueños se cumplen y aunque los momentos de nostalgia y de recuerdos aparecen, siempre hay una sonrisa por compartir…

    Saludos…

    • Gracias Mimi, siempre tan puntual para las fechas importantes. Así es, una sonrisa que compartir siempre habrá. Problema, si no hubiera. Te mando un beso y gracias por comentar.

DEJAR UN COMENTARIO

¡Por favor escribe tu comentario!
Por favor escribe tu nombre aquí