Regresé y me traje a Interpol

333
0

Hola damas, caballeros y sí, tú persona rara, de seguro ni me extrañan pero bueno, ya empezaré por acá a dar lata de nuevo, ya me tomé mis dos meses sabáticos así que ya seré más constante y esta vez quiero comentar acerca del concierto al que fui hace un par de semanas. Lo comentaré por dos razones; una para que vean que no sólo Carlitos va a conciertos (jeje, no es cierto). Pero la segunda sí es verdadera; porque vale la pena, ya que van en camino para allá.

¿A que me estoy refiriendo?  Interpol.

Hace poco se me hizo por fin ir a verlos, ya que se me habían escapado del Manifest en el D.F. hace tres años, y la verdad constaté lo buenos que son, ya que soy fan de ellos desde hace unos ocho años, justo cuando sacaron su video de obstacle 1. Las letras oscuras acompañadas de un halo de sobriedad, atmósfera musical llena de riff melódicos y poderosos, que hacen de esta banda un claro referente del rock ochentero, pero con su buena dosis de lo que se escucha en la época actual.

Tal vez ya hayan escuchado esto, pero si no, acá lo digo de nuevo: Interpol es considerado un buen sucesor de  Joy División, banda que en su época marcó hito. De esta forma han logrado llegar alto en la escena indie, aunque mucho se le critica por la magnitud que ha alcanzado en estos años (ya que por mucho han dejado de ser parecidos a sus congéneres indie).

Pero bueno dejaé de hablar de las bondades de esta banda para contar los hechos;  Miami no es el mejor lugar para el rock, hay salsa, Tecno e incluso Reggae  en cualquier esquina, por lo que los artistas de los riffs y las batacas no llegan directo a esta urbe, sino que prefieren ambientes más alejados. El punto de esto es que cuando un artista de este tipo viene a Miami a tocar lo hace en espacios pequeños, mejor para los fans porque se ahorran filas de kilómetros, revendedores hambrientos de tus billetes y tener miedo a que la preventa exclusiva de una tarjeta de crédito te robe la ilusión; ya que tienes tu guardadito abajo del colchón.

Me enteré una semana antes del evento, gracias un poster que vi adentro de un bar. Al siguiente día (después de recuperarme del ataque de emoción), fui a conseguir el boleto y asegurarme de que nada interfería en mi plan.

El día esperado llegué a las afueras del Fillmore center, un lugar pequeño donde  una fila de 100 personas esperaban pacientemente mientras conversaban de sepa la ma… que. Para no quedar mal con la puntualidad, en el boleto estaba marcado que las puertas abrían a las 7:30pm lo que se cumplió a la perfección.  8:30pm decía que empezaba el grupo abridor “Neon Tigers”  cual ingleses empezaron su presentación a la hora dictada, dando  un espectáculo bien definido y mostrando que dan buenos pasos de gigante en esta tan competida escena musical.

Tocaron alrededor de 45 minutos, terminaron, se despidieron y agradecieron el recibimiento y calidez de los espectadores. Después ingresó Interpol; elegantemente vestidos (como siempre), sobrios en su espectáculo y dando cátedra que sus canciones están hechas para ser escuchadas en vivo.

Poco más de una hora de espectáculo, canciones de sus tres discos y un par del nuevo por salir, manteniendo el ritmo y el ánimo de los que disfrutaban el concierto. En total, una experiencia muy agradable, que recordaré por mucho tiempo.

Ahora imagínense esto, sumando a Pixies, James, The Temper Track y Regina Spektor entre muchos otros. Se acerca un festival grande grande al Df el próximo octubre, si tienen oportunidad de ir vayan, ya que es garantía de que disfrutaran de buen rock. Interpol es ahora una gran banda, que ha logrado ubicarse en una buena posición en poco tiempo y sigue en ascenso.

Ya verán de lo que les hablo, ahí nos vemos después, y no se preocupen, ya tengo un par de quejitas guardadas.

Alejandro Cadavid

DEJAR UN COMENTARIO

¡Por favor escribe tu comentario!
Por favor escribe tu nombre aquí