Reinoso, telefonía y Slim

427
0

Cuando escuché cantar a Carlos Reinoso -con motivo de su cumpleaños 66-  aquél tema que decía “llevo en mi pecho los colores del América”, estuve a punto de llegar a las lágrimas. ¿Qué necesidad tenía de cantar, si jugaba muy bien? ¿Realmente a alguien le importaba más escuchar sus canciones que verlo en el terreno de juego?

No cabe duda que hay quien nace con talentos naturales para determinadas cosas y los van puliendo con el paso de la vida. Cuando identificamos esos talentos, nosotros mismos nos damos cuenta. Nadie viene a decirnos “qué bien lo haces muchacho, explótalo”.

Es decir; aunque nos digan que cantamos como ruiseñor, no estamos sordos y podríamos darnos cuenta de que lo mejor que podríamos hacer, es seguir moviendo la boca cual si interpretáramos la melodía del momento.

Y así es en todo. ¿O ustedes imaginan a Jacobo Zabludovsky conduciendo “El Club del Hogar”? ¿O a Chabelo en lugar de Juan José Arreola? ¿Qué tal a Javier López Díaz mandando “besitos pop” de Michel Zepeda? No, así no es. Cada quien tiene su talento y ese es el que ejerce, el que explota, el que disfruta y en el que se siente mejor.

Así que si usted es Secretario de algún gobierno y le piden que grabe un disco no lo haga. Al paso del tiempo, alguien encontrará el material y le dará lata, aunque se haya grabado en el 98.

En fin, entiendo aquella etapa de Carlos Reinoso, el poder de Televisa y, seguramente, que le vendieron aquello de “tú eres el mejor para todo Maestro, fuiste tocado por los dioses”.

Por cierto, resulta que hasta hace un par de semanas nos damos cuenta que Telmex y Telcel nos roban. Qué lindos muchachos. Cuando tenían los convenios millonarios con las televisoras nos decían, en sus spots, que eran la neta. Hoy que se terminó la relación comercial, nos revelan que nos han hurtado nuestros “tlalitos” desde hace muchos años.

¡Qué lindas personas! Ellos son buenos y nos previenen de los malos. No entiendo cómo le hacen con los productos “milagro”, esos han de ser inofensivos (salvo los que aparecen en una lista de los que sacarán del mercado).

Consejo para Carlos Slim. Carlitos: nosotros desde hace mucho sabemos que todas las canicas son para ti y nunca hemos “vendido” que eres la “neta” (fundamentalmente porque tenemos Telcel y Telmex y conocemos el servicio, en su mayoría que no cumple lo que promete) por tal motivo, estamosalaire.com se convierte en el espacio ideal para invertir en publicidad.

Explico la idea. Si los millones que gastaba en las televisoras los utiliza para dos asuntos que adelante detallo, seguramente será un buen negocio para todos. Una parte de lo que gastaba en publicidad, digamos la mitad, lo integra para bajar las tarifas, mientras que la otra mitad la invierte en nuevos medios, seguramente será un esquema de ganar-ganar.

El cliente, contento; la empresa se mantiene con su venta y evita que la competencia se acerque. ¿Te late Charly? Ya lo dice el dicho, «más vale pájaro en mano…»

Foto:  teteumorais

Manuel Frausto Urízar

 

DEJAR UN COMENTARIO

¡Por favor escribe tu comentario!
Por favor escribe tu nombre aquí