Se mueve…

583
1

¿Por qué nos llama la atención que detengan a un ex gobernante o a gente poderosa? ¿Acaso usted, sorprendido lector, no levantó la ceja al estilo María Félix cuando se anunció la detención del ex gobernador de Chiapas?

No es algo que se da todos los días. Sucede que suelen ser los que menos posibilidades tienen de pisar la estancia del “torito” cuando no había confesado el “tuerto”. El tema podría ser simple: el que comete una falta, debe ser sancionado. No estamos acostumbrados a que eso suceda. “Todo el peso de la justicia para mis enemigos; para mis amigos la justicia a secas”.

Preocupa que las “faltas” y las “sanciones” no sean iguales. Supongamos que todos nos pasamos el semáforo con la luz roja y sólo se detiene a dos. No es parejo ¿no? Bueno, lejos de cuestionar por qué se detuvo a uno u otro personaje, la pregunta es: ¿Por qué no se investiga a todos? Algunos dirán: “es porque se darán a conocer más cerca de la elección”, otros comentarán “es porque otros supieron limpiar el pasado” y unos más señalarán “es porque llegaron a un acuerdo”.

¿Quién sigue? Pues quien tenga cola que le pisen. Quien haya practicado aquello de tomar como propio, los recursos de todos. Faltan muchas cosas por venir.

Recuerdo algunos candidatos que saben venderse muy bien. Los que cuando buscan el voto son “terciopelo”, los que buscan a toda costa verse favorecidos con el sufragio de la afición. Los mismos que cuando ganan, olvidan a todo aquél que le fueron a ofrecer poco menos que su trasero.

Y la vida da vueltas. Terminan su periodo y empiezan de ociosos, buscan más, pretenden mantenerse vigentes. ¿Cómo? Pues, faltaba más, buscando otro cargo. No tardarán en volver con la sonrisa de Liza Echeverría en TVO, para pedir apoyo. El universo conspirará y no lo lograrán. Insisto, es bonito el encaje, pero no tan ancho.

Por lo que sea, seguimos siendo, como sociedad, meros espectadores de una obra que ejecutan unos pocos. “El peso de los ciudadanos tiene que ser mayor”. Eso he escuchado desde hace muchos años. “Alguien tiene que hacer algo”, dicen, y me pregunto ¿por qué no decimos cuándo “haremos algo”?

El mundo se mueve y nosotros también.

Foto: Cuando apretas un tomate

Manuel Frausto Urízar

1 COMENTARIO

  1. Y te preguntas: «¿Por qué no decimos cuándo “haremos algo”?… En efecto, todos de alguna manera dependemos de un sistema donde entras o entras… Qué hacer? La mayor riqueza se genera desde que escoges a los gobernantes a través de una dependencia corrupta llamada Instituto Federal Electoral, comúnmente llamado IFE, Sabes cuánto recurso se genera para esa Institución? y ese dinero a dónde se va? y porque sigue subsistiendo? porque sencillamente Todos van como hormigas obedientes en conjunto como comadres dispuestos a cumplir con la democracia, “disque a votar”, porque “Soy Un buen Ciudadano” “ y además Fui el primero en hacerlo”, “hasta me levante temprano” Por favor! Como si fuera un orgullo, Orgullo sería que todos le diéramos la vuelta y que nadie incrementara con sus votos la riqueza de los gobernantes, que simplemente ambicionan un poder absoluto, pero ahora yo me pregunto, qué pasaría si nadie votara? Qué pasaría si desde el inicio cerráramos la puerta de una disque democracia enriquecedora de las campañas? 13 de julio cuánto vale? Goethe dijo: “Nadie es más esclavo que aquel que falsamente se cree libre”

DEJAR UN COMENTARIO

¡Por favor escribe tu comentario!
Por favor escribe tu nombre aquí