Apuesta

383
0

Es inevitable que cuando se van a enfrentar el Puebla y cualquier otro equipo de las preferencias de mis compañeros, alguien diga: ¿Qué van a apostar?

Es normal. Cuando la gente no entiende bien a bien de qué se trata el juego, busca algo más para que se le haga entretenido. ¿Qué mejor que un desayuno a costillas del derrotado?

No estoy de acuerdo en que quieran aprovecharse de un equipo con buenas intenciones como el Cruz Azul, para obtener un sustancioso “itacate” matutino.

Habitualmente, las apuestas se desarrollan con ejercicios más profundos como raparse, vestirse de algo, ponerse la playera del rival, entre otras.

No es que me guste quitarle sus centavitos a mi amigo Israel Valero, pero la última vez que apostó, pagó el desayuno a todo el equipo.

Elegantemente, mientras se cruzaba la apuesta, le pregunté: ¿Cuánto te dan de domingo chavito? Y no quiso mostrar sus estados de cuenta. Lo entiendo, ser seguidor de un equipo como Cruz Azul es de “alto riesgo”.

Por lo pronto, los beneficiados serán Jess, la Flak, Win, Youl, Carlitos, el “Águila” y el “Vecino” que andaba de visita y fue testigo.

Si gana Puebla, paga Isra. Si gana Cruz Azul, paga su “Charro Negro”.

Todo sea por ponerle un poco de sabor al duelo sabatino. Espero que el resultado sea bueno para Puebla, porque tengo ganas de que haya liguilla. Cuando parece ser víctima, se crece.

Lo que me entristece es que tendré que quedarme con la imagen de Isra juntando sus tostones para pagar el desayuno. Y si no le alcanza, lo veré empeñando su foto de Carlos Hermosillo. Eso no me gusta.

Pero la culpa de todo la tiene él, por apostar al triunfo de la máquina. Ni hablar. Ya les daré detalle del pago de la apuesta.

Capulina

El fin de semana, tras la muerte de Gaspar Henaine “Capulina”, vimos biografías, se programaron películas y todo lo necesario para recordarlo. Nunca fue de mi agrado el personaje y la verdad es que por más que busqué en mi recuerdo, no tenía nada significativo de sus programas, su circo o sus películas.

Sin embargo, reconozco su carrera y su historia de esfuerzo. En fin. Cuando alguien se muere, así es.

Foto: Puebla F.C.

Manuel Frausto Urízar

DEJAR UN COMENTARIO

¡Por favor escribe tu comentario!
Por favor escribe tu nombre aquí