Foto:  Vero Altamirano
Foto: Vero Altamirano

[dropcap]¿[/dropcap]Ustedes se animarían a viajar solas o solos? quizá para algunos este ejercicio les parezca de lo más normal pero para muchos otros representa un gran reto. Si sigues siendo del club de los que no se anima, a continuación te voy a dar 6 razones para que te lances a la aventura.

1. Sentido de la organización

A la hora que decides emprender un viaje sin acompañantes y teniendo claro el destino debes comenzar por investigas qué lugares exactamente quieres conocer, digamos que te armas un tour para aprovechar lo que más puedas durante el viaje y que no se te pase nada. Esto implica, horarios de salidas y llegadas de transportes, tiempos en recorridos, hospedaje y de más cosas de logística, que mientras mejor organizado estés, te garantiza un excelente viaje.

2. Te mueves a tu propio ritmo

Eso de tener que organizarte con todos tus amigos para verse en un punto en especial, esperar a que todos estén listos antes de salir, tener que chutarte a los impuntuales etc. son cosa que no te van a agobiar si vas a solas. Tu sabes si tienes ganas de comer o de seguir caminando por ahí, sales del hotel a la hora que quieres y tomas las pausas que quieres en donde se te antoje. Sin duda una de las mejores cosas de viajar sin acompañantes.

3. Haces nuevos amigos

Ir de viaje sin amigos o familiares no quiere decir que te la pases sin hablar con nadie, digamos que conocer gente también es parte de la aventura. No hay que perder de vista lo importante que es saberse cuidar, sin embargo cuando te encuentras en el museo lo más probable es que la gente que está junto a ti  esté haciendo lo mismo que tu, conociendo lugares y personas buena onda con ganas de compartir.

4. Seguridad

Cuando hablo de seguridad me refiero a la que tienes de ti mismo. Ir por la vida solas o solos no es fácil, tienes esta sensación de ser vulnerable o que si algo sale mal no tendrás a nadie cerca que pueda auxiliarte, pero no hay que ser tan pesimistas; si te organizas, nada tiene por que salir mal. De pronto en el viaje te das cuenta que puedes resolver conflictos, administrarte y tomar decisiones que sin duda juegan un papel muy importante en tu estancia en aquel lugar.

5. Descubres cosas de ti mismo

Parte de la magia de viajar a solas es pasar tiempo contigo mismo, a de más de maravillarte por los lugares que visitas también te preguntas cosas, te contestas… de alguna manera, así, sin distractores no puedes librarte de ti. Te descubres. Quizá lo que veas de ti después de ese viaje te guste, o no; pero sin duda, al regresar a casa, ya no serás el mismo…

6. Lo vas a querer repetir

Una vez viviendo la experiencia de viajar a solas, vas a querer volver a hacerlo.

 

No sé cómo es que pasa todo este proceso, pero de verdad que después de viajar así la forma de pensar  y de vivir te cambia; en mi experiencia para bien. Así que no lo duden  y dense la oportunidad, la vida es eso que pasa mientras disfrutas de los pequeños detalles, en casa, en el pueblo mágico, en ciudades nuevas… en países increíbles. ¡Háganlo!

 

 

Compartir
Artículo anterior140814 | ¿Romance de escuela?
Artículo siguiente180814 | Insospechadas fusiones
Solía ser la más joven del equipo pero crecí, solían decirme "flaca" pero... ... ahora pueden decirme Vero. Tengo un gusto especial por disfrutar de cada momento de la vida cotidiana. Soy fan de los atardeceres en terraza con una bebida espirituosa enfrente. Hago de la fotografía mi pasatiempo. En reconstrucción constante.

1 Comentario

  1. Buen post yo pienso igual que Verito, aunque confieso que me falta el valor para hacerlo (también los recursos jejeje).
    Tengo ganas de hacer a un lado la gente sobre protectora que me rodea y lanzarme a conocer (y también conocerme, como dice verónica) nuevas ciudades que probablemente tengan mas facilidades de accesos a lugares donde pueda tener la libertad que yo y que todos necesitamos….

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here