La pérdida de la pareja, el trabajo, la mascota e incluso de un objeto muy preciado para nosotros implica vivir un duelo o por lo menos eso debería pasar si lo que se pretende es aprender y seguir con la vida.

Para hablarnos de eso hoy nos acompañaron, como cada martes, nuestra Dra. Pipis Planell y la Mtra. Liz Eng. Y aquí un resumen de la charla:

¿Cuáles son las etapas del duelo?

La Mtra. Liz nos dice que al vivir un duelo pasas por varias etapas: la negación de lo que te está pasando, luego viene la etapa de la ira o enojo para después pasar por la negociación donde quizá comiences a aceptar lo que pasó con lapsos de regresar a las etapas anteriores. Después nos encontramos con un lapso de depresión para finalmente llegar a la aceptación de las cosas tal cual sucedieron.

Es posible que estas etapas no se den en ese orden y que incluso puedas saltar de una a otra sin alguna razón aparente. Lo importante es trabajar en el proceso y aprender de el.

¿Cuánto puede durar todo este proceso de duelo?

Claro que esto dependerá del apego a aquello que se haya perdido pero la Mtra. Liz nos dice que va de los 6 meses hasta los 5, 6 años.

Sin duda el objetivo de vivir un duelo sano es aprender de las pérdidas y hacernos más fuertes, más no duros, al final después de una pérdida quizá comprendas la vida de otra forma haciéndote más empático y solidario.

Hay quienes al vivir una pérdida muy fuerte se quedan en una etapa de sufrimiento constante para guardar tributo a aquello que se fue, pero no es lo más sano, el dolor es algo por lo se debe pasar pero el sufrimiento constante es otra cosa.

Después de un duelo bien trabajado lo que se lograrás será alcanzar la resiliencia.

¿Qué es la resiliencia?

Se define como la capacidad de poder adaptarnos a los mementos adversos de la vida de manera positiva.

Si quieres saber más no te puedes perder la entrevista completa.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here