Como dos gotas de agua

721
5

Tener gemelos (y no hablo en doble sentido) es bonito. Es una emoción doble el hecho de ser madre o padre de dos criaturitas en vez de una; pero ¿por qué carajos, si ya son casi iguales, los tienen que vestir también de la misma manera? Ya mucho tenia con Phil y Lil, de la extinta «aventuras en pañales». Que si no era porque uno volteaba cuando decían su nombre no los reconocía (Hasta la voz era igual).

Los padres de los gemelos los reconocen fácilmente por detalles como una ceja más levantada que la otra, o un lunar en la parte baja del cuello, cosas que a simple vista uno no se da cuenta y no le toma tanta importancia. No sólo juegan con el “encuentra las diferencias”, ya que por disposición cuasi oficial, es necesario a veces verlos como bichos raros para diferenciarlos.

A todo esto me refiero cuando los gemelos son chiquitos y ellos no tienen jurisdicción alguna sobre su físico. Para colmo de males, si la genética ha jugado con ellos y los ha hecho a muy imagen y muy semejanza del otro, todavía a los padres se les ocurre la brillante idea de vestirlos, peinarlos y hasta ponerles los mismos accesorios.

Cosa que se vuelve bastante molesta (en mi caso) ya que se ve que la creatividad nada más no abunda en esa familia (los nombres también van parecidos, Cristian y Cristóbal por ejemplo) y demuestra también el amor por compran la ropa igual por montón; como en las caricaturas, pues ven una camisa verde y venga de una vez dos, así no se pelean, y que un sombrero azul, pues también venga y entonces así les compran toda la ropa por lo que parecerán fotografías siempre.

No sólo son iguales de las orejas para abajo, si no que un elemento con el que podrían jugar es idéntico: El peinado. Los dos van peinados de lado, ah pues tiene que ser el mismo lado sino pierden simetría, y de tan simétricos  dan dolores de cabeza. La carriola, el biberón, las toallas para limpiarlos, los cuartos, las cunas todo igual, de verdad eso pasa de simpático y deja una duda sobre que tantas ganas le muestran al desarrollo de la identidad del niño, ¿que se sentirá verse al espejo, y que veas lo mismo que cuando ves a tu hermano? Ha de ser preocupante… pero bueno gracias a alguien allá arriba, cuando crecen cambian los estereotipos y sale por fin la autonomía sobre ellos mismos, tomando decisiones sobre su imagen y empezando a revelar su estilo propio.

A veces se ven bonitos los gemelos, igual vestidos y todo, pero que no sea cosa de todos los días, esto sólo demuestra una fácil salida o pereza por la compra de vestuarios y accesorios. Volvemos a la doble alegría de ser padre de estas personas, qué mejor que cada uno con diferencia notables.

Foto: Toni Blay

Alejandro Cadavid

5 COMENTARIOS

  1. Hola Alejandro…¿cómo van las vacaciones?…

    Te cuento breves anécdotas de gemelas. Mi madre y mi tía, que en paz descansen, fueron gemelas univitelinas. Yo las distinguía por la voz y por el carácter.

    De niñas mi tía Celia hacía de sus diabluras y a la que castigaban era a Delia, mi madre.

    Cuando comenzaron con los novios mi Tío Luis Garcilita cortejaba a mi madre, pero a ella le caía gordo…jajaja…así que en una fiesta mi tía y mi mamá se cambiaron de lugar en la mesa y se casó con mi tía…iba a ser mi papá y se convirtió en mi tío…jajaja…

    Y por último cuando nos mudamos al Estado de Puebla mi madre hacía muchos corajes con las creencias de la gente, pues cuando sabían que era gemela nos ponían artículos de brujería en la puerta de la casa porque según el vulgo provincial poblano «los gemelos sacan chipotes a la gente y traen mala suerte»…

    Te sigo leyendo compadre…Diego.

  2. En mi caso gracias a dios no soy gemela pero desafortunadamente mi mamá tiene el sueño frustrado de tener gemelos… mi hermano mayor me lleva un año y por muuuuucho tiempo nos vistieron combinados y si preguntaba ella decía: si!! son cuates
    Luego vino mi hermana a la que le llevo cuatro años, ya no pudo decir que eramos gemelas pero aún así nos vestía iguales!!!! no importaba la diferencia de edad ¬¬ tanto lo hizo que detesto tal acción hasta en las parejitas que se visten del mismo color… ahora de grandes no falta el que pregunta si mi hermana y yo somos gemelas ¬¬ y eso que nos vestimos diferentes… por cierto a mi mamá se le ilumina el rostro cuando alguien lo pregunta jajaja.

    Pd. no vistan a sus hijos como clones y parejitas no hagan eso!!

    • bueno, tu caso si es mas extremo, pero también pasa y seguido, y de todos modos va por el mismo camino, pero que bueno que no creciste con secuelas, jeje, ten cuidado no de tantas ganas de tu madre, te salgan a ti gemelos, y los quieras vestir igualito…

DEJAR UN COMENTARIO

¡Por favor escribe tu comentario!
Por favor escribe tu nombre aquí