Qué memoria (parte 2)

721
0

Prometí en mi post anterior que les daría algunas técnicas para mejorar la memoria y aquí me tienen cumpliendo con mi compromiso. Esto es el resultado de una amplia y minuciosa investigación que me ha llevado años, pero estoy segura de que mi sacrificio valdrá la pena. A todas aquellas personas que se quejan constantemente de que olvidan todo (menos quejarse de que olvidan todo), les comparto esta serie de consejos que pueden ser de gran utilidad, espero que los recuerden.

En primer lugar debemos de dejar de repetir que tenemos mala memoria, este es el mensaje que le estamos mandando al cerebro y lo hacemos tan frecuentemente que se lo cree, entonces funciona de acuerdo a este mensaje y bloquea la información que nos llega. Así es que empecemos por decir cada vez que podamos: “Yo tengo muy buena memoria”.

Hay ciertas reglas que los expertos llaman “mnemotécnicas” que son como truquitos que nos ayudan a facilitar el aprendizaje y se basan en relatos que nosotros mismos vamos creando, tomando en cuenta los datos que queremos memorizar.  Por ejemplo:

Técnica de la Historieta: Si quieres recordar una serie de números podría ser:

007-727-180-7-10-2230-2300-2.

El agente 007 subió al boeing 727. Vio una azafata de 1.80 m y decidió pedir un seven (7) up para poder hablar con ella. Vio su reloj eran las 10. El avión aterrizaba a las 22:30, la invitó a salir y quedaron a las 23:00. Cenaron y platicaron hasta las 2.

¿Qué tal me quedó? Esta historia me la fusilé, pero si son un poco más creativos que yo  pueden lograr un cuento muy divertido que difícilmente se les olvidará porque ustedes mismos lo crearon.

Hace algunos años asistí a un seminario sobre relaciones públicas, en el que te enseñaban, entre muchas otras cosas, técnicas para acordarte de los nombres y rostros de la gente que acabas de conocer. También aquí funciona que relaciones algún rasgo físico de la persona con alguien que ya conoces, puede ser un artista o un familiar y en el momento en que te presentan al susodicho repetir su nombre una o dos veces.

Y por último les doy un método infalible para que puedan recordar una lista de 10 cosas, funciona muy bien, pero en principio sí tienen que aprenderse diez palabras, están fáciles porque hacen rima con los números, ahí les va:

Uno-Humo; Dos-Tos; Tres-Res; Cuatro-Teatro; Cinco-Brinco; Seis-Rey; Siete-Flete; Ocho-Bizcocho; Nueve-Llueve; Diez-Pez.

Ya que te la aprendiste bien aprendida, inicia con la lista de diez cosas que debes recordar por cierto tiempo, por ejemplo artículos de la despensa, lo único que tienes que hacer es relacionar la palabra de la lista con lo que tienes que comprar. Si necesitas sardinas imagínate quemando una y por supuesto saldrá humo, así es que se hace la relación entre Uno-Humo-Sardina,  ¿me explico?

Podría darles la lista de diez artículos de la despensa pero no quiero abusar de su atención.  Cuando las cosas están relacionadas así, o sea más gráficamente, créanme que será poco probable que se les olviden, además se sabrán la lista de arriba abajo y viceversa.

Bien, he terminado con mis recomendaciones para que el cerebro se agilice, yo voy a ser la primera en seguirlas, es necesario.

Foto: jef safi

Ana Cristina Sánchez

DEJAR UN COMENTARIO

¡Por favor escribe tu comentario!
Por favor escribe tu nombre aquí