Muy agradecido, muy agradecido

616
2

Hagamos un poco de memoria. Recuerden cuando eran niños y algún familiar nos lanzaba algún piropo o nos obsequiaba un juguete y antes de que pudiéramos abrirlo,  la frase típica de mamá o papá era: “-A ver mi´jo ¿qué se dice?” y como por arte de magia salía de nuestras boquitas un “gracias”, aunque el juguete estuviera horrible o no fuera lo que queríamos.

Así nos adiestran desde pequeños, lo seguimos haciendo y seguramente lo haremos siempre. Podríamos pensar como padres, que somos algunos, que con esta acción estamos creciendo seres humanos agradecidos.

Sin embargo el agradecimiento va más allá de una simple palabra que muchas veces ni se dice con sinceridad, sino simplemente por inercia, porque así lo aprendimos, por hábito.

Ser agradecidos no significa que cuando alguien te regala algo investigues lo que le costó y en la siguiente fecha especial de esta persona compres algo de similares características y precio para estar a la par, y devolverle el “favor”, aunque en el lapso entre un obsequio y otro te la pases criticándolo y haciéndole la vida imposible, pero eso sí, el «detallito» no se te fue.

Con frecuencia veo en los niños cómo agradecen la cantidad enorme de regalos que reciben en sus cumpleaños y al otro día están haciendo tremendos berrinches y exigiendo más cosas, nunca están conformes, se creen merecedores de todo y más, pero el error está en los padres, porque les damos demasiado.

Bueno, no quiero hablar de la educación de los hijos que es tan compleja, más bien me quiero centrar en el hecho de aprender a ser agradecidos de verdad, de saber valorar lo que algunas personas hacen por nosotros, de tomarnos unos segundos para reflexionar en el trabajo que le costó al otro ayudarte, el tiempo que invirtió en ti, las actividades que dejó de realizar por escuchar algún problema que tenías, la fuerza que le requirió levantarte el ánimo y si hablamos de lo material, lo que dejó de comprarse para comprarte algo.

Reconocer todo esto nos hace ser agradecidos, no pensemos en cómo devolverles el favor, hay personas que hacen tanto por uno que con 5 vidas extras no lograríamos pagarlo. Simplemente hay que ser consciente de que se nos ha dado mucho y aunque a veces no puedas retribuirle a la misma persona que te apoyó, siempre habrá alguien que necesite de ti y que te agradecerá que le brindes tu ayuda. Es como la película de “Cadena de favores” , ¿la recuerdan?.

A veces me siento un poco como Miguel Angel Cornejo, ustedes disculparán, pero es  que da coraje encontrarse con gente que si le das 10 quiere 20 y si le das 20 entonces exige 40, que se pongan a pensar que antes de que les dieras los 10 no tenían absolutamente nada y valoren lo que les cayó.

Cuando alguien es realmente agradecido en la actualidad, les prometo que hasta sorprende, tengo una amiga que no sólo te repite varias veces la palabra “gracias” cuando le das algo (sea grande o pequeño) sino que además te explica por qué te lo agradece tanto, te dice por qué le gustó y cómo lo va a utilizar y te demuestra de mil formas su gratitud, es un verdadero privilegio regalarle algo, no saben la satisfacción que te hace sentir.

Si no saben a quién me refiero, les doy una pista: su nombre empieza con  “J” y termina con “essica”.

No me queda más que agradecer su tiempo, sus detalles y amistad a todos los que me acompañan por la vida y a quienes me han dado tanto.

Foto: EL CREADOR DE SUEÑOS

Ana Cristina Sánchez

2 COMENTARIOS

  1. Estimada Ana considero muy acertado tu aportación.Pues desde mi punto personal hay que ser siempre agradecido en todos los aspectos, y no solo por que sea por inercia como mencionas, sino por que las personas lo hacen de buena fe y lo minimo que se espera es un gracias. El valor que cada uno le de a las cosas depéndera de uno pero no queda en nosotros dar lo mejor de uno para poder ser cada dia mejores. Muy buena aportacion sigue asi aunque te tardes y te critique manuel jajajaja

    • Hola Titanys.
      No sabes cómo agradezco a la vida el contar con gente tan valiosa como tú y todos los que nos siguen diariamente en el programa y aquí en la página. Ustedes son vitaminas para nosotros.
      Gracias por tus comentarios.
      Manuel es molón por naturaleza y se aprovecha porque él tiene el don de la inspiración divina, no sé cómo se le ocurren tantos temas para escribir, a mí me cuesta un poco más de trabajo organizar mis ideas, por eso a veces me tardo y soy duramente criticada, jajaja, que dramática no? Todo es broma y él siempre lo hace con buena intención, sin duda.
      Te mando un abrazote.

DEJAR UN COMENTARIO

¡Por favor escribe tu comentario!
Por favor escribe tu nombre aquí