Incrédulo

646
4

No le creo al ex Procurador del Estado de México Alberto Bazbaz. El cuerpo de la niña pasó 9 días en el mismo lugar y nadie se enteró.

No les creo a los que dicen que México será un desastre en el Mundial. Para saberlo tenemos que ver al equipo “titular”, ante un rival de nivel. Eso sólo nos daría una orientación. Pero les aseguro que lo sabremos después de los tres partidos de primera ronda.

No les creo a los Partidos Políticos. Ninguno es lo que dice ser. Se unen los polos opuestos. Difícilmente verán antes por los intereses de los demás. Primero, siempre, verán por los suyos.

No le creo a Celia Lora. El alcohol, en la madrugada, sin duda “ataruga”. Así que plantearlo como un simple accidente, no cabe.

Ni para bien, ni para mal. El tema es que no creo.

Veamos.

Difícilmente podemos tener certeza, cuando la historia nos lanza con tal frivolidad que no hay elementos para creer. Que en otras ocasiones hemos confiado y que constantemente nos “sorprendemos” con que resultó ser un engaño.

Ni la selección de México del 78 era tan buena como decían los partidos de preparación, ni la actual es tan mala como lo que indican los duelos previos a la Copa del Mundo.

Es decir, nadie -en el terreno que sea- es tan bueno, pero tampoco es tan malo. Lo que no entiendo es por qué, haciendo lo mismo, se pretende obtener resultados distintos.

Queremos que las cosas cambien, pero no se modifican los procesos. No queremos malos gobernantes, pero cada elección se repite el esquema. En fin.

Insisto, pasa a todos los niveles. Imagine, amable lector.

Me levanto a las doce del día. A eso hora inicio mis actividades. Para las dos de la tarde ya estoy quejándome de que el día no me rinde. La situación se repite todos los días. Sin embargo no modifico nada. Evidentemente el resultado será el mismo y la cascada de quejas no se detiene.

Por eso, mientras no cambiemos, ningún resultado será distinto.

Foto: musicaymas [Javier Chaurán]

Manuel Frausto Urízar

Artículo anterior017 Los Metiches: Paul McCartney
Artículo siguienteIdeas Ambulatorias Ácidas
Dicen que soy una perfecta “mula”. Comunicólogo. Disfruto los generosos momentos que nos brinda el futbol, la música y el sarcasmo. Odio odiar. Me gustan los caminos cortos. Me aburren los laberintos. Fundamental, la lealtad. Indispensable, el agradecimiento. Decidido a combatir y el crimen y la injusticia día y noche, sólo descansando para tener amoríos con mujeres hermosas.

4 COMENTARIOS

  1. Tienes mucha razon manuel , aveves nos kejamos de todo lo que nos rodea y esmas hasta llegamos q caer en la vil mentira de q el mundo esta en nuestra contra , pero sentados en el sillon de nuestra sala viendo puro futbol jejeje ps no se va llegar a nada , x desgracia estamos en un pais raro donde los q no pueden si la arman como los medallistas de los paraolimpicos y los q puede son elimnados en penalitis pero como te dije hoy todos nos kejamos de todos …..

    • Hay de todo Toño. El asunto es tomar decisiones y tener una postura al respecto. Lo demás, es mero entretenimiento y el chisme como tal. Así que más allá de discursos o quejas, debemos ver lo que nos ofrecen y saber si nos convence o no. Gracias por tu comentario y por estar con nosotros.
      Saludos!

  2. mi querido manuel, vaya que tienes razón, no basta con quejarnos sino ver también que podemos cambiar desde nuestro humilde lugar, esta semana me pregunté si mi misión en la vida era ser una especie de Sarah Connor, o una Juana de Arco, o una Juana de Asbaje… es la fecha que aun no lo sé, mientras lo descubro, seguré siendo Iris, esforzándome por que mi casa, o mi lugar de trabajo sean lo que yo quiero y necesito que sea… un abrazo muy fuerte a todos!!

    • Gracias Iris, esa es la clave. Hacer que tu entorno sea lo que quieres y que así vaya creciendo. Si cada uno lo hacemos, seguramente seremos más los que encontremos un camino que nos guste.
      Saludos!

DEJAR UN COMENTARIO

¡Por favor escribe tu comentario!
Por favor escribe tu nombre aquí