Pepe Hanan

Sucede siempre cuando llega el final del torneo y te das cuenta que estás con la gran obligación de ganar tu último partido para poder aspirar a liguilla, o en su defecto, salvarte del descenso.
Las cosas al inicio del torneo muchas veces se toman a la ligera, la toma de decisiones se vuelve muy importante en estas instancias del torneo.
Qué hubiera pasado si la decisión de quitar a Enrique Meza se hubiera dado un poco antes? Quizás hoy no estaríamos con el rosario en las manos suplicando una victoria como visitantes en una cancha por demás complicada y donde el rival se juega lo mismo que tú.
Como sea, es lo que se tiene hoy y con eso se tiene que lidiar. Visitar a Xolos será complicado sobre todo ahora que se supo que el tema de los menores lo podrá pagar con selecciones menores y por lo tanto podrá contar con su mejor cuadro, lo cual pone la situación al filo de la navaja.
Sin duda que la complicación de la calificación se dio al obtener como local solo dos puntos de los últimos nueve disputados al empatar con Morelia y Tigres y perder con el León, a mi parecer, si no se logra el objetivo, se deberá a esa situación.
Aunque, a pesar de todo lo que le platico, todo se resume a lograr un triunfo que sería de oro de 24 kilates pues se rompería con años de ayuno en lo que a liguilla se refiere.
Argumentos para lograrlo lo tienen los jugadores del Chelís, se tiene que matar o morir, no hay más y seguramente el próximo sábado a las 21:06 horas veremos un partido de alto voltaje donde, no me cabe duda, se tienen las condiciones para lograr el triunfo y salir con banderas desplegadas aunque se tendrá que dejar el alma en la cancha.
Una vez terminado el encuentro, sabremos para qué alcanzó y si seguimos en la brega o se tendrá que ir planificando el próximo torneo.
Le anticipo que por contrato, la continuidad del Chelís está garantizada pero por ahí existe un tema monetario que aún no se resuelve y ya veremos en qué acaban las negociaciones que incluyen sueldo y contratación de refuerzos, pero eso ya se verá una vez terminada la participación de la franja en el presente torneo.

 

Lobos BUAP

Los universitarios enfrentaron al Cruz Azul en el estadio de CU, llegando ya con muy pocas posibilidades de meterse a la liguilla, prácticamente nulas, por el factor de su diferencia de goles.

El encuentro se desarrolló en un ambiente totalmente azul en el estadio universitario y desde los quince minutos el encuentro se había definido con dos anotaciones prácticamente de vestidor, posteriormente una pequeña reacción con el gol del argentino Ramos albergó esperanzas para los licántropos, sin embargo, desde el primer minuto de la segunda mitad el tres por uno bajó la moral universitaria para terminar cayendo por cuatro goles a uno y quedar matemáticamente eliminado para pelear por un puesto de liguilla.
Así, el torneo terminó en hecatombe para Lobos, pues los últimos encuentros del equipo como local ligó cuatro derrotas de manera consecutiva y además anotando solo un gol en estos cuatro encuentros.
Afortunadamente la actuación como visitante les permitió llegar a la barrera de los veinte puntos y lograr al menos la salvación.
Se cerrará temporada en Toluca frente a unos Diablos que también quedaron fuera de la pelea y será un partido de trámite con el único objetivo de sumar para el cociente del próximo torneo.
Veremos, una vez que el equipo quedó fuera de la liguilla, cuál será la postura del Sr. Mario Medivil y sus socios sobre la permanencia del equipo universitario en la ciudad de Puebla.
De verdad espero que después de ver las últimas actuaciones del equipo en el torneo, hayan aprendido la lección y se den cuenta que los asesores que creen saber todo, simplemente los enterraron.
Se quitará la máscara Mendívil? Aceptará que en realidad quiere salir corriendo? O se fajará y mantendrá a los licántropos en nuestra ciudad?
En unos cuantos días le daré la verdadera respuesta.
Nosotros veremos y diremos.
Hasta la próxima.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here