Por puro gusto

640
8

Cuando se acerca el día de elegir a los gobernantes, invariablemente nos encontramos con historias de gente que le obligan a votar por algún candidato en especial, que les piden pegar calcomanías en sus autos y de forzarlos a conseguir datos de personas que estén en condiciones de emitir su sufragio por los colores que les piden.

Este año no es la excepción. Recién me platicaron que en una secretaría del Gobierno del Estado estaban obligando a los empleados (no tengo por qué decir que era Finanzas) a presentarse un día en el Parque Ecológico para que les pegaran la calcomanía del candidato en su coche. Además tenían que dar los datos de la credencial de elector de determinado número de personas.

Ya lo sospechaba. ¿A quién le darían ganas de traer semejantes rostros en sus vehículos? Evidentemente se ven forzados a hacerlo. Imagínese, libre lector, ¿qué pasaría si dicen que no?

De entrada, su “chamba” está en peligro. Alguien preguntaría ¿si cumplo con eso tengo la garantía de conservar mi empleo? No. Los que lleguen, del color que sea, traerán a su gente y para eso, lo que procede, es hacerles huequito.

Son momentos en que todo puede suceder. Ahora, los que ya se fregaron y les pegaron la “jeta” en cuestión (o del color que sea), tendrán que sufrir algunos desplantes. Supongamos que llega por una dama que recién conoce, para llevarla a cenar. ¿Qué imagen proyectará el noble caballero? La mujer estaría en su derecho de rechazarlo por su preferencia política, o cuando menos por su mal gusto para “decorar” su unidad móvil.

Entiendo que están buscando asegurar algo, pero esa no es la vía. Cada vez más gente se muestra descontenta con esas historias. Es normal.

Por cierto, recién tuve también la “fortuna” de recibir un correo que decía “Aqui te envio mi rola para que la escuches en tu celular…” (redacción original) ¡Oh! alguien olvidó los acentos.

En fin, con la curiosidad que me caracteriza, decidí escucharla. Es algo así como “Perdido en un barco” de Maná. Nada destacado. Bien hecho, pero no me transmitió. Eso no es lo importante, mi pregunta es ¿quién lo pondrá como tono de su celular? Prefiero el “Médico Brujo” de Manuel “Loco” Valdés. Es más elegante.

En fin, todavía faltan muchas cosas por ver. ¿Están preparados?

Foto: El Poder del Voto

Manuel Frausto Urízar

8 COMENTARIOS

  1. ¿Por que los partidos políticos siguen pensando que mientras más basura generen (calcomanias, pendones, sombras para el coche, espectaculares, etc) o regalen (gorras, playeras, plumas, llaveritos, etc) van a ganar más votos?

    Ya estamos hasta el gorro de tanta propaganda basura…

    Solo espero que cuando acabe el proceso electoral los mismos partidos se pongan a recoger toda sus basura y la lleven a los centros de reciclaje.

    Saludos

    • Zolin, eso hemos esperado en elecciones anteriores, ojalá ahora nos sorprendan con algo nuevo.
      No porque haya más pendones es mejor. En fin.
      Gracias por tu comentario. Saludos!

  2. Si estoy de acuerdo, lamentablemente vivimos en un país con poca cultura tanto electoral como en cuestiones de publicidad política. Pero a fin de cuentas, todo se resume en lo mismo: un montón de basura, a veces orgánica, a veces inorgánica, pero siempre llenos de basura humana y política. Ni modo? Podemos hacer algo?

    • Hay varias formas de darse a conocer sin necesidad de generar tanta basura. Una de ellas es el trabajo. Estaremos esperando algo distinto.
      Gracias por tu comentario. Saludos!

  3. hola a todos, (manolo) hoy te ves muy bien, bueno siempre, yo soy maestra y no invitarìa a mis alumnos a ver el fut en mi casa en todo caso te invitarìa a ti.

DEJAR UN COMENTARIO

¡Por favor escribe tu comentario!
Por favor escribe tu nombre aquí