En vez de parar, revisitar (I de II)

113
0

En vez de parar, revisitar (I de II)

¿Qué hacen los cinéfilos cuando la cartelera en salas no les resulta atractiva? Casi siempre, revisitar films; en concreto, esos que al conocerles llamaron su atención y que, por ende, merecen otra mirada rumbo a un nuevo disfrute, ya de “hilado” más fino. Cual se sabe, las plataformas ayudan mucho para esto. Dejo aquí tres títulos que en estos días he revisitado a través de Netflix. En todos los casos, con sensaciones muy favorables, que de sobra justifican el tiempo invertido en ello.

Las olas (Waves; 2019), de Trey Edward Shults. Su núcleo es una familia afroamericana de Florida: Ronald, padre amoroso pero dominante; Catharine, madrastra que ve como propios a los hijos de Ronald; Tyler, el primogénito, atleta colegial que depende de eso para una beca universitaria, y Emily, la menor, de perfil bajo, que se asimila a la evidente atención sobre su hermano. Cuando Alexa, novia de Tyler, rompe con él, el chico se descontrola y reacciona equivocadamente. La vida les cambia a todos, hacia tiempos de embestida, de duelo, de padecimiento, pero también (a contracorriente) de perdonar y recomponer. Las olas entrega dos historias: la de Tyler –el cuesta abajo– en sus relaciones con su padre y con Alexa; y la de Emily –el incierto, dificultoso cuesta arriba– quien en la 2ª mitad del film florece como la mejor versión de sí misma, con genuino protagonismo. El director Shults ilustra todas estas emociones con una fuerza visual que combina colores, música, formatos, transiciones, en exuberantes sinergias que al inicio distraen, pero que al paso nos llevan –armónica y contundentemente– por un argumento de evidentes vigencia y humanidad. Una sólida experiencia cinematográfica.

Pienso en el final (I’m thinking of ending things; 2020), de Charly Kaufman. Una pareja de novios viaja por carretera hasta la granja en que viven los eventuales “suegros” de ella, para conocerles. Sin embargo, en la cabeza de la chica está la idea de “terminar las cosas”, algo que debió hacer antes de subirse al auto. Ya en la granja, las horas con los padres de él serán muy incómodas, entre sucesos inexplicables: distorsión del tiempo, desvaríos, personalidades vaporosas, recuerdos equívocos y una atmósfera cada vez más confusa e inquietante. Con todo, es el viaje de regreso –de noche y con una inclemente nevada– lo que convierte el “estoy pensando en terminar las cosas” en un acuciante “¿qué está pasando?”, tanto para la chica como para la audiencia. Si bien viene a la mente el concepto de thriller psicológico, Pienso en el final se percibe más bien indefinible, pues su itinerario va de una frágil “normalidad” a lo bizarro sin regreso, con “retos” al espectador que incluyen una prepa solitaria, un anciano que ante el frío congelante se quita la ropa, números musicales dignos de Oklahoma, una heladería abierta a deshoras (en temperaturas bajo cero) y hasta una entrega del Premio Nobel. Aun así, Pienso en el final se las arregla para atraparte, para mantenerte interesado y para que sea asombro, no irritación, lo que te abra la boca. Evidente: no tiene una única lectura, ni un único nivel de comprensión.

Los dos Papas (The two Popes; 2019), de Fernando Meirelles. Ilustra el encuentro del Papa Benedicto XVI (Anthony Hopkins) con el entonces Cardenal Bergoglio (Jonathan Pryce), en los días previos a la renuncia del primero a su investidura. Una reunión que los describe, los define, los revela y confronta, como preámbulo a la transición jerárquica más inesperada (y tal vez más influyente) de la Historia reciente. Cinta apasionante, construida tanto desde hechos documentados como desde conjeturas.

Según el crítico Peter Debruge, de Variety, “un film espléndidamente escrito que no quiere convertir al espectador, sino comunicar con elocuencia la importancia de dar a la gente algo en qué creer”.
La próxima semana, aquí mismo, la 2ª entrega de esta propuesta de “revisitas”, con tres o cuatro títulos más, a la espera de que la cartelera en salas se recomponga un poco.

DEJAR UN COMENTARIO

¡Por favor escribe tu comentario!
Por favor escribe tu nombre aquí