CINE PARA LA SEMANA MAYOR

Justo en vísperas de la Semana Mayor, volteo a la cartelera local, para beneficio de quienes no salen de vacaciones a otros lugares. Lo más llamativo, como de costumbre, son esas películas blockbuster que convocan audiencias masivas, con la taquilla como principal (o única) luz rectora. Títulos como Dumbo, Capitana Marvel y ¡Shazam!, que acaparan la gran mayoría de pantallas disponibles. Dumbo –esta vez live action— tiene a priori el atractivo de un director, Tim Burton, muy seguido, así como un cast de sólidas figuras: Colin Farrell, Michael Keaton, Danny DeVito, Eva Green y Alan Arkin, principalmente. Claro que para las familias –padres e hijos– no es esto lo más relevante, sino el pequeñín elefante de grandes orejas, que son las verdaderas “dos reinas” de la cartelera vigente. Capitana Marvel, de Anna Boden y Ryan Fleck, cual se sabe, es la más reciente cinta de superhéroes del universo Marvel, lo cual ya es una definición, en buena medida. La novedad en todo caso es tener a la ganadora del Oscar, Brie Larson, en el rol titular. Y por su parte, ¡Shazam!, de David F. Sandberg, ha llegado como una grata sorpresa, haciendo del desenfado el primer peldaño hacia una película muy divertida.

Después, están las películas mayores; esas con búsquedas de más hondura, como Todos lo saben, La voz de la igualdad, Las dos reinas, e incluso –dicho con orgullo– Las niñas bien, de Alejandra Márquez Abella. A esta última me referí con amplitud hace ocho días, justo en este espacio. Todos lo saben, un angustioso, absorbente, drama de familia, es para mí la mejor película en cartelera. Además, el hecho de que dirija el soberbio Asghar Farhadi –y que actúen los extraordinarios Penélope Cruz, Javier Bardem y Ricardo Darín– es incomparable punto de partida para la elevada estatura de la película. La voz de la igualdad (On the basis of sex), de Mimi Leder, se ocupa de la vida de la admirable Ruth Bader Ginsburg, la joven abogada que enfrentó –2ª mitad del siglo pasado– los evidentes prejuicios de género frente al ejercicio de su profesión, y que igual luchó en pos de que las leyes estadounidenses eliminaran cualquier matiz de género, a fin de que su aplicación fuese idéntica para hombres y mujeres. En el film, es la talentosa Felicity Jones quien encarna a Ginsburg. Por su parte, Las dos reinas (Mary, Queen of Scots), de Josie Rourke, es una película histórica centrada en María Estuardo y el convulso clima político que encuentra a su regreso a Escocia, pensando también en reclamar el trono de Inglaterra. Inexorablemente eso la enfrenta a su prima Isabel I, monarca de los ingleses, con un desenlace trágico. Saoirse Ronin y Margot Robbie, respectivamente, son María e Isabel.

Pero la oferta es aún mayor. En medio de las comentadas se ubican cintas como A dos metros de ti (Five feet apart), After: empieza todo (After) y la mexicana Bruma. A dos metros de ti, de Justin Baldoni, entra en la tendencia reciente –no festiva, claro– de involucrar sentimentalmente a jovencitos seriamente enfermos (en este caso, por fibrosis cística). Su tagline es Cuando la vida te mantiene aparte, luchas por cada pulgada. After: empieza todo, de Jenny Gage, se ocupa de una joven que siente cuestionada su ordenada vida, a partir del encuentro con un sombrío y rebelde compañero de universidad. Y en cuanto a Bruma, del uruguayo Max Zunino, sigue la decisión de una mujer de viajar a Berlín en busca de su padre –al que no conoce– tras enterarse de que está embarazada y sintiéndose asfixiada por su vida en la Ciudad de México. Filmada principalmente en calles y espacios de Berlín, se menciona a Bruma como un “experimento de improvisación sobre la búsqueda de identidad”, premisa que sin duda la ubica en un rango muy interesante. Y para concluir, se aproxima el hermoso rostro (y cuerpo) de Adriana Ugarte en la comedia francesa Enamorado de tu mujer, de Daniel Auteuil, subyugando al propio Auteuil –quien también actúa– a pesar de que una diferencia de 39 años los contempla. ¡Suertudo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here