Muchas cosas han sucedido desde la llegada de la directiva actual  al equipo camotero.
En su momento se creó gran expectativa por la llegada de la televisora a un equipo en donde los problemas económicos eran el pan nuestro de cada día.
Directivas particulares que en su momento arriesgaron su dinero y que como pudieron mantuvieron al equipo en el máximo circuito.
Con la llegada de la televisora del Ajusco en principio se subsanaron deudas y atrasos en los pagos, se terminó en gran medida con problemas como los que actualmente sufre el Veracruz, por ejemplo.
Sin embargo, tampoco han estado exentos de posibles ‘huelgas’ por parte de los jugadores debido principalmente a la falta de cumplimiento por concepto de primas y los atrasos en pagos no han superado más de mes y medio como sucede actualmente donde ‘irónicamente’ la escuadra hasta el pasado miércoles no había cobrado el mes de septiembre y sin embargo los mejores resultados del torneo se dieron durante el pasado mes, con lo cual queda demostrado que algo bueno sucedió al interior del club donde el ‘atraso’ no fue factor para que la escuadra de Reynoso funcionara.
Pablo Boy es quien administra la finanzas del club y honestamente debo reconocer que es un profesional en lo que realiza.
Digamos que dentro de lo bueno está el manejo financiero del club el cual se maneja con orden y dentro de un presupuesto determinado con anterioridad, el cual no es lo que los aficionados poblanos deseábamos, pues con lo que se cuenta solo alcanza para mantenerse en primera división y con pocas posibilidades de lograr una clasificación a la liguilla como ha sucedido en los dos años y medio que lleva la actual administración.
Dentro de lo malo, podemos mencionar el exceso en las formas administrativas en cuanto a oficinas de lujo en torres ejecutivas donde se rentan hasta dos pisos para que los ‘empleados’ estén cómodos y brinden una imagen de opulencia en el club, la cual solo existe para estos personajes quienes han encontrado en el Puebla una verdadera mina de oro para engrosar sus bolsillos.
De qué le sirve al equipo tener oficinas de lujo y un gasto excesivo en personal vendiendo una gran imagen, si no hay dinero para refuerzos y para armar un equipo que de satisfacciones a sus seguidores a quienes a través de redes sociales, se les vende una realidad virtual que no existe.
Desde mi punto de vista se gasta mucho dinero en sueldos de jugadores que honestamente no aportan nada al equipo al no ser considerados por el cuerpo técnico pero que tienen contrato y se les debe de pagar.
Quién firmó a estos jugadores por tanto tiempo? Porque algunos después de ser dados de baja y al no conseguir equipo regresaron tan campantes?
Qué acuerdos y con quién se tienen para permanecer cobrando en el club a sabiendas que no tienen cabida?
No sería mejor ocupar esos sueldos para traer menos jugadores pero con mayor calidad y que vengan realmente a aportar algo al equipo?
Sin embargo, esa teoría quizás afecte los intereses de algunos al interior del club.
En cuanto al interior del vestidor, se sabe que los ‘consentidos’ del Chelís fueron ya de alguna manera hechos a un lado sin ser separados del club ni mucho menos, Juan Reynoso sabe perfectamente cuáles eran las diferencias adentro del vestidor y cuál era la molestia principal del grueso del grupo donde existían inamovibles pasara lo que pasará.
Los resultados le están dando la razón a Reynoso hasta el momento y ojalá las cosas continúen como hasta ahora, pues como es sabido, el tema porcentual seguirá siendo un dolor de cabeza para el próximo año futbolístico.
Por lo pronto, el viernes se estará recibiendo a los impredecibles rojinegros del Atlas a quienes se les deberá ganar forzosamente y así mantener la ‘posibilidad’ de una clasificación a la liguilla, pues una derrota más en el torneo terminaría por enterrar las posibilidades de quedar entre los primeros ocho, lo cual de por sí ya se ve más que complicado.

BUAP 1-0 Mendivil

Durante la semana se dio a conocer que un juez determinó fundada la petición de la BUAP de negarse a recibir los 90 millones de pesos con los cuales el Sr.Mendivil trataba de finiquitar el asunto de la venta del equipo a Ciudad Juárez.
El juicio continúa y al parecer todas las pruebas presentadas le dan la razón a la máxima casa de estudios, por lo que seguramente después de un juicio largo y tortuoso los empresarios tendrán que pagarle a la BUAP lo que legalmente le corresponde.
Seguiremos pendientes del desarrollo del juicio.
Nosotros como siempre seguiremos en línea.
Hasta la próxima.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here