Salpicando cine, de todo un poco

249
0

Alfredo Naime

En la columna de hoy quiero ofrecer algunos contenidos breves a propósito de diversos tópicos, con el deseo de que resulten aprovechables en el futuro inmediato. Por ejemplo éste, como número 1: no tarda en estrenar entre nosotros, del Reino Unido, El chef (Boiling point), de Philip Barantini, que tiene la alucinante particularidad de haberse filmado, enteramente, en una sola y larga toma de 92 minutos. Tiene que ver con la (in)tensa relación de un chef con sus subordinados en la cocina de un popular restaurant, durante la jornada más concurrida del año. ¿Comedia? No; suspenso, aunque cueste creerlo.

2)También está cerca de estrenar ¡Nop! (Nope), a destacarse porque la dirige Jordan Peele, el mismo que nos sorprendió con las originales Déjame salir (Get out; 2017) y Nosotros (Us; 2019), ambas en la vena del horror. Esta vez, ¡Nop! parte como un misterio, en el que “algo” está dejando caer cosas desde el cielo, incluso cobrando vidas. Muy ad hoc, pues, que inicie con la siguiente cita bíblica: Nahum 3:6: Arrojaré sobre ti inmundicia abominable, te haré vil y haré de ti un espectáculo. Así que…preparémonos.

3)Si bien el paso del tiempo renueva las opciones, algunos rostros y presencias del cine siguen en las listas de favoritos, como tops casi incuestionables. Aquí, apenas cuatro actrices como ejemplo, en películas que van de 1980 al 2012: Debra Winger en Urban cowboy (1980) y en Reto al destino (An officer and a gentleman; 1982); Kate Beckinsale en Señales de amor (Serendipity; 2001); Keira Knightley en Realmente amor (Love actually; 2003) y en Orgullo y prejuicio (Pride and prejudice; 2005); y finalmente, la preciosa Macarena García en Blancanieves (2012). Cuestión de gustos, claro; pero sé que en estos casos hay bastante concordancia.

4)Sabemos de las restricciones que el Islam en especial, y buena parte del mundo árabe, ejercen sobre sus mujeres. De ahí que fuese tan de celebrar el logro de Haifaa Al-Mansour, quien a través de La bicicleta verde se convirtió en la primera mujer que pudo realizar un largometraje en Arabia Saudita. Aquí está un fragmento del comentario que en su momento dediqué a la película: Reflexión alegórica sobre el papel de la figura femenina ante las restricciones sociales en los países islámicos. La candorosa simpleza de la trama realza aún más la intención crítica, entregada no como queja lastimera, sino como una llamada a cambios necesarios (o a discutirlos, al menos). A despecho de su apariencia, La bicicleta verde no es una cinta menor; trasciende la mera tarea de narrar, para exponer la situación y por igual asumir una postura al respecto. Una pequeña gema, de mayúscula trascendencia social.

5)Y bueno, hablando de casos que tienen que ver con mujeres admirables, conozcan la historia real de la adolescente irlandesa Anne Philomena Lee, madre soltera de 18 años a quien, en 1952, las religiosas de un convento le arrebatan a su hijo Anthony, vendiéndolo a una familia extranjera. Cinco décadas después, Philomena –que mantuvo el hecho en secreto– decidió salir a buscarlo. Todo esto se cuenta en Philomena (2013), de Stephen Frears, con Judi Dench encarnando a Philomena Lee. Cuando estrenó escribí sobre ella; aquí las líneas concluyentes de mi comentario: Oasis de templanza y dulzura, Philomena aborda asuntos de incuestionable hondura, pero desde la gentil serenidad y voluntad de perdón que “Phil” impone, a contracorriente de lo esperado para un caso como este.

6)El Cartero, en la que un humilde cartero solicita sus servicios al gran Pablo Neruda, cumple 28 años. Ese candor es el sello de la película, cuya desarmante sobriedad no puede ser más conmovedora ni más hermosa. Contada justo con la cadencia de un poema amoroso, El cartero hasta deslumbra en cuanto a su habilidad para generar magia, tan rara ya en el cine del mundo y casi inexistente en el cine norteamericano. Un primor.

DEJAR UN COMENTARIO

¡Por favor escribe tu comentario!
Por favor escribe tu nombre aquí